Santiago de Chile, EFE. La conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), el mayor partido de Chile, estudia este lunes cambiar a su candidato presidencial, el independiente Laurence Golborne, por los ministros Pablo Longueira o Evelyn Matthei, tras dos polémicas vinculadas con su pasado empresarial.

Golborne, que cosechó su popularidad como ministro de Minería durante el rescate de los 33 mineros de Atacama, se debería enfrentar en unas primarias el 30 de junio con el candidato de Renovación Nacional (RN), Andrés Allamand.

Pero su carrera quedó en entredicho en los últimos días después de que la Justicia condenara a Cencosud por elevar unilateralmente las comisiones de sus tarjetas de crédito en 2006, cuando Laurence Golborne era gerente general de ese conglomerado empresarial.

La tormenta política arreció el domingo cuando se supo que, durante su etapa como ministro, Golborne no incluyó en su declaración de patrimonio una sociedad que posee en las Islas Vírgenes Británicas, que son un paraíso fiscal.

Este lunes, la UDI ha convocado una reunión especial para analizar la continuidad de Golborne, mientras en La Moneda se encuentra reunido parte del gabinete, encabezado por el presidente Sebastián Piñera, en medio de la expectación por la posible salida de alguno de sus ministros.

Como sustituto de Golborne -que no está afiliado a la UDI- aparece en todas las quinielas el titular de Economía, Pablo Longueira, aunque también tiene opciones la responsable de Trabajo, Evelyn Matthei.

Ambos sí son históricos miembros de la UDI, el partido que junto a Renovación Nacional, del que surgió Piñera, constituyen la Coalición por el Cambio.

"Pablo Longueira es ministro de Economía y lo que tenga hoy día que resolver es preocupación de uno de los partidos de la Coalición, la UDI, pero hasta ahora no hay nada más que decir", señaló hoy la portavoz del Ejecutivo, Cecilia Pérez, antes de entrar a la reunión.

Longueira cuenta en su contra con la reciente polémica que afecta al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), a cargo de su Ministerio, por la presunta adulteración de los datos del censo y por supuestos errores metodológicos que afectan a la medición de la inflación.

El episodio que afecta a Golborne ha vuelto a revolver las aguas en la coalición oficialista, sobre todo después de que el precandidato de RN, Andrés Allamand, que tiene también una larga carrera política, le emplazara a dar explicaciones por el caso Cencosud.

La brecha puede incluso provocar que la UDI decida no acudir a las primarias, tal como ha propuesto el propio Longueira, de forma que la derecha acudiría a las elecciones de noviembre con dos candidatos para hacer frente a la exmandataria socialista Michelle Bachelet, que es favorita en los sondeos.