Caracas. El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) introdujo este lunes un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por irregularidades en las firmas entregadas por la oposición local para activar un referendo revocatorio presidencial.

El jefe de la Comisión de Verificación de Firmas, Jorge Rodríguez, denunció un "fraude" por parte de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al presentar al menos 605.000 firmas irregulares de un total de 1 millón 957.779 registros.

"Tenemos todas las actas del proceso de auditoría y verificación (...) 605.000 firmas contenían delitos flagrantes, errores flagrantes, y algunos son demasiado obvios, fallecidos, menores de edad y sentenciados firmando", declaró a medios locales e internacionales.

El pasado viernes, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció las anomalías constatadas tras la primera fase de validación de cerca de 2 millones de firmas presentadas por la MUD el pasado 2 de mayo, con el objetivo de pedir la activación de un referendo.

En esa oportunidad, la máxima rectora del órgano electoral indicó que sólo un millón 352.052 firmas serían las válidas para pasar a una segunda fase de este proceso, que consta del despliegue de dispositivos biométricos en las 24 entidades del país, a fin de que los ciudadanos firmantes constaten sus datos.

En total, las irregularidades constaron de 10.000 firmas de ciudadanos fallecidos, más de 9.000 números de cédula de identidad inexistentes, más de 3.000 menores de edad que figuraron como firmantes y 1.335 inhabilitados políticos.

"Como consecuencia de estos hechos hemos venido a introducir una demanda con amparo cautelar para que se cuiden los derechos constitucionales de los venezolanos", agregó el dirigente Jorge Rodríguez.

De igual manera, indicó que emprenderán otras acciones legales, dentro de las cuales no descartan demandas penales y judiciales.