Brasilia. El líder del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil en el Senado, Lindbergh Farias, convocó hoy a manifestaciones en las ciudades brasileñas para protestar por la "condena sin pruebas" (de 9 años y medio de prisión) contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, dictada por el juez Sergio Moro.

     En una transmisión en vivo divulgada en redes sociales, Farias calificó la sentencia de "un escándalo", y dijo que Brasil vive un "estado de excepción".

     "No vivimos en una situación de normalidad democrática, esto no es democracia. Se trata de un estado de emergencia. Nuestra respuesta tiene que ser muy fuerte, tenemos que hacer manifestaciones en las ciudades. Vamos a organizar actos en todo el Brasil, no podemos estar en silencio frente a este hecho", dijo.

   Farias advirtió que las elecciones presidenciales de 2018, sin la eventual inclusión de Lula "son un fraude", y puso en duda la participación del PT en los comicios si el ex mandatario no puede ser candidato, en caso de que la condena sea confirmada en segunda instancia.

     El senador, quien consideró la condena como un acto político, también aseguró que "es hora de enfrentar, no es momento de dejarse intimidar".

     Moro, responsable de la Operación Lava Jato (Lavadero), en primera instancia condenó al ex presidente a 9 años y medio de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, en un caso donde se lo acusa de ser el propietario de un apartamento triplex en la localidad de Guarujá, litoral de Sao Paulo.

     Lula fue acusado por los fiscales federales de haber recibido 3,7 millones de reales (1,1 millones de dólares) en sobornos de la constructora OAS por contratos firmados con la petrolera estatal Petrobras.

     El Ministerio Público sostiene que los valores fueron entregados a Lula da Silva a través del apartamento en Guarujá.

     Esta la primera vez, desde que se instauró la Constitución de 1988, que un ex presidente de Brasil es condenado criminalmente.

     Farias advirtió que las elecciones presidenciales de 2018, sin la eventual inclusión de Lula "son un fraude", y puso en duda la participación del PT en los comicios si el ex mandatario no puede ser candidato, en caso de que la condena sea confirmada en segunda instancia.

     "La elección en 2018 sin Lula no es elección, es un fraude, es una farsa. No sé si tenemos que participar, tenemos que denunciar a nivel internacional", argumentó.

     De acuerdo con las últimas encuestas, Lula da Silva encabeza la intención de voto en todos los escenarios posibles para las elecciones de 2018, superando ampliamente a sus adversarios políticos.

     Como la Ley "Ficha Limpia" sólo impide la candidatura de condenados por una decisión colegiada, es decir, por más de un juez, el ex presidente aún puede presentar candidatura, salvo que la condena sea ratificada en la Corte de Apelación.