Sao Paulo. El Partido de los Trabajadores, de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo este miércoles que solicitará la revisión de la línea de investigación del caso de corrupción en la estatal Petrobras al considerar que hay un intento de "criminalizar" a esa formación política.

El presidente del PT, Rui Falcao, anunció en una rueda de prensa en la sede del partido en Sao Paulo que la formación instará a la Dirección de la Policía Federal para que se investigue la filtración general y selectiva de las declaraciones realizadas en el marco de la operación que destapó la corrupción en el seno de la petrolera.

La formación también requerirá una indagación sobre la línea de investigación conducida por las autoridades judiciales y policiales.

Para justificar dicha petición, Falcao denunció que la investigación contra el ex gerente de Petrobras Pedro Barusco, quien declaró que el PT había recibido entre US$150 millones y US$200 millones de sobornos, producto de 90 contratos entre 2003 y 2013, se centró únicamente en el periodo posterior a la llegada del PT al poder (2002).

"Barusco dijo que empezó a recibir propinas en 1997 y después habla de 2003 y 2013. Sin embargo, no hay preguntas dirigidas al periodo anterior de la llegada del PT al Gobierno", comentó Falcao.

Falcao manifestó igualmente que al frente de la investigación contra la corrupción en Petrobras se encuentran comisarios policiales que el año pasado se posicionaron a favor del entonces candidato presidencial opositor, Aécio Neves.

El PT informó de que denunciará a Barusco por los daños morales contra la imagen del partido y reiteró que "todas las donaciones de la formación son legales, registradas y declaradas ante la Justicia electoral".

Falcao manifestó igualmente que al frente de la investigación contra la corrupción en Petrobras se encuentran comisarios policiales que el año pasado se posicionaron a favor del entonces candidato presidencial opositor, Aécio Neves, durante la campaña electoral y le "faltaron el respeto" a la presidenta Rousseff.

Según el presidente del PT, un funcionario público en el ejercicio de sus funciones "no tiene el derecho a la libertad de expresión", por lo que el partido quiere saber si dichos comisarios incumplieron el principio de imparcialidad.

"Estoy indignado con esa campaña orquestada que no busca sólo acabar con la corrupción de Petrobras, sino criminalizar al PT y quitar (a la formación) del juego político democrático", subrayó.

El escándalo de corrupción en el seno de Petrobras, la mayor empresa de Brasil, crece a cuentagotas y, en el marco de la investigación, la semana pasada fue llamado a declarar el tesorero del PT, João Vaccari Neto, sospechoso de solicitar donaciones legales e ilegales a varias empresas socias de Petrobras que son investigadas por corruptelas.