Pasar al contenido principal
Partido derechista suizo quiere limitar la inmigración
Martes, Julio 26, 2011 - 15:49

El derechista Partido del Pueblo Suizo, que se prevé que quedará posicionado como el más fuerte en la cámara baja del Parlamento en octubre, quiere enmendar la Constitución para fijar cuotas anuales que limiten los permisos de residencia otorgados a los extranjeros.

Zurich. Un partido político suizo que promovió con éxito una campaña para prohibir la construcción de nuevos minaretes comenzó a juntar firmas este martes para una iniciativa de referendo que busca limitar el número de inmigrantes en Suiza.

El derechista Partido del Pueblo Suizo (SVP), que se prevé que quedará posicionado como el más fuerte en la cámara baja del Parlamento en las elecciones nacionales de octubre, quiere enmendar la Constitución para fijar cuotas anuales que limiten los permisos de residencia otorgados a los extranjeros.

"Con nuestra iniciativa popular, el SVP quiere detener la inmigración masiva y recuperar el control sobre aquellos que entran al país", dijo el partido en su sitio web.

Aunque no es miembro de la Unión Europea, Suiza no tiene un límite al número de ciudadanos del bloque de 27 naciones que ocupan puestos de trabajo. La medida del SVP colocaría a la nación alpina en conflicto con sus obligaciones con la UE.

Los extranjeros representan un quinto de los 7,7 millones de habitantes que viven en Suiza y el partido ha culpado a la inmigración, mucha de la cual proviene de la UE, por el aumento de los alquileres, el desempleo, el hacinamiento en el transporte público y la erosión de los valores culturales.

Los delegados del SVP votaron de forma unánime el lanzamiento de la iniciativa en una conferencia en mayo. El partido tiene 18 meses para recolectar 100.000 firmas válidas, cifra necesaria para someter al proyecto al voto popular.

Las personas que buscan asilo y los trabajadores que viajan a través de la frontera también deberían ser incluidos en las cuotas, mientras que el derecho a la residencia permanente, los permisos para parejas y socios y los beneficios sociales deben ser limitados, dijo el SVP.

El partido también sostuvo que Suiza debería volver a incorporar controles en la frontera para limitar la inmigración y posiblemente retirarse del tratado Schengen que permite el libre movimiento en Europa.

Suiza tiene la tradición de democracia directa más antigua del mundo y sus ciudadanos pueden votar sobre decenas de temas locales o estatales por año y en hasta cuatro referendos nacionales.

Los votantes suizos apoyaron las propuestas del SVP en referendos para expulsar automáticamente a los inmigrantes condenados por crímenes graves y prohibir la construcción de nuevos minaretes.

Autores

Reuters