Caracas. El partido gobernante y un sector de la oposición de Venezuela confirmaron hoy que participarán en la fase exploratoria para un diálogo que se instalará este domingo, cuyo propósito central es dirimir las diferencias políticas acrecentadas desde inicios de este año.

En una entrevista concedida este domingo al canal privado Televen, el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jorge Rodríguez, sostuvo que tanto la administración del presidente Nicolás Maduro y la oposición se "sentarán a dialogar".

"Yo sé que hay un sector de la oposición que se va a sentar hoy en esa mesa de diálogo", manifestó Rodríguez, al tiempo que precisó que un 85 por ciento de la población venezolana está de acuerdo con este acercamiento que busca soluciones a los problemas que azotan a esta nación caribeña.

Al referirse a la pugna interna dentro de la coalición conservadora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre la fase exploratoria, el también alcalde de Caracas expresó que "nadie puede estar en contra de que nos sentemos y conversemos".

Señaló que cuatro partidos "centrales" del bloque opositor: Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática y Voluntad Popular, tenían conocimiento del anuncio que realizó el pasado lunes el representante del Vaticano en Caracas, Emil Paul, aunque después salieron a desconocerlo.

"Yo creo que, aunque sea por descarte de la ineficiencia que tuvieron los patrones de violencia, sería necesario no solamente que (los opositores) participen en el diálogo, sino que no se levanten de la mesa", enfatizó el dirigente oficialista Jorge Rodríguez.

Con respecto a este acercamiento, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, confirmó, pasada la medianoche de este domingo, que una delegación del bloque que representa asistirá al encuentro preparatorio para evaluar la instalación formal de diálogo.

Asimismo, indicó que "el temario es claro: solución electoral, libertad de los presos políticos y retorno de los exiliados, atención a las víctimas de la crisis humanitaria y respeto a la Asamblea Nacional (Congreso). De esa reunión podrían salir importantes conclusiones que permitan 'desescalar' el conflicto".

La víspera, 15 partidos de la MUD enviaron un comunicado a Torrealba, en el cual manifestaron que las condiciones "no están dadas" para conversar con el gobierno, ya que éste supuestamente continúa la "persecución, la violencia y el amedrentamiento contra aquellos" que lo adversan.

La instalación de esta fase exploratoria de diálogo, que en un principio sería en la isla de Margarita y que el sábado se sostuvieron conversaciones para que se desarrolle en Caracas, contará con el acompañamiento del enviado especial del Vaticano, Emil Paul.

Además, tiene el respaldo de la Unión de Naciones Suramericanas, que designó a una comisión conformada por el ex presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y de los ex mandatarios de República Dominicana y Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente.

De acuerdo con lo expresado por este grupo internacional de acompañantes, un eventual diálogo entre la oposición y el gobierno tiene como finalidad lograr "un clima de confianza" y la "superación de las coyunturas económicas, políticas y sociales" de este país suramericano.