Sao Paulo. El Partido Laborista Brasileño (PTB), una de las fuerzas políticas que integraba la alianza que sustenta el Gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, anunció hoy su apoyo a un candidato de la oposición para las elecciones presidenciales de octubre.

En un comunicado, los laboristas anunciaron este sábado su apoyo a la candidatura presidencial del senador Aécio Neves, la cual fue proclamada el pasado sábado por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

"Tenemos la convicción de que Aécio reúne las condiciones para la retomada del crecimiento económico, así como en la garantía del mantenimiento de las conquistas sociales incorporadas a la vida nacional", afirmó el PTB a través de su página web.

De acuerdo con el presidente nacional de la formación, la decisión "atiende el clamor de la mayoría de la bancada federal y de los estados, donde los conflictos locales entre el PTB y el (gobernante) Partido de los Trabajadores (PT) no se sostienen".

La posición del partido será oficializada durante la convención nacional del PTB, programada para el día 27 de junio.

El ministro de la Secretaría de la Presidencia, Gilberto Carvalho, lamentó en declaraciones a medios locales la decisión de los laboristas, la cual consideró una "sorpresa", porque fue un "partido que estuvo mucho tiempo en la base aliada".

"Es una sorpresa, evidentemente, pero tenemos la seguridad de que junto a aquellos que continúan con nosotros tendremos la fuerza suficiente para ganar las elecciones" de octubre próximo, añadió.

El PT, que gobierna Brasil desde 2003, proclamó este sábado en su convención nacional la candidatura de Rousseff a un segundo mandato en las elecciones del 5 de octubre y confirmó la alianza con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del Partido de los Trabajadores en la coalición oficialista.