México DF. El Partido Acción Nacional (PAN) del presidente Felipe Calderón ganó la gobernación del estado mexicano de Baja California Sur, derrotando a la izquierda que dominó la entidad en la mayor parte de la última década, mostraron este lunes los resultados electorales.

El candidato del PAN, Marcos Covarrubias, ganó con el 40% de los votos, mientras que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) quedó en segundo lugar, de acuerdo al 97% de los votos escrutados.

El PRI, que gobernó México por 71 años antes de perder las elecciones del 2000, busca regresar a la presidencia del país en los comicios del 2012 y las elecciones en varios estados han sido para analistas un termómetro del clima político previo a esa votación.

El candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Díaz, quedó en tercer lugar.

La península de Baja California, famosa por sus destinos turísticos y que tiene entre sus principales atractivos ver a las ballenas, está dividido en dos estados.

Baja California Sur, con 637,000 habitantes, es el estado menos poblado del país. Sus playas y montañas han escapado de la violencia generada por la guerra de las drogas que azota a su vecino del norte.

Más de 34,000 personas han muerto a lo largo de México desde que Calderón lanzó al Ejército a la lucha contra los cárteles del narcotráfico en el 2006.

La creciente violencia y la falta de reformas en un Congreso dividido están presionando al PAN y dando una ventaja al PRI en las encuestas para las elecciones presidenciales del próximo año.

Pero, el PAN ha estado formando alianzas con la izquierda para enfrentar al PRI en las elecciones estatales, en una estrategia que algunos opinan puede ser usada a nivel nacional.

"La alianza entre el PRD y el PAN está emergiendo como una oportunidad para bloquear el retorno del PRI a la presidencia", opinó José Beltrán, analista político de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

Para las elecciones del domingo, el PAN y el PRD no hicieron alianza, pero Covarrubias fue militante del partido de izquierda.

Una alianza entre PAN-PRD podría ser considerada como clave para las próximas elecciones en julio en el Estado de México, donde el gobernador del PRI, Enrique Peña Nieto, es considerado favorito en las encuestas.