Santo Domingo. El partido de gobierno consolidaba este lunes su ventaja en las elecciones legislativas y municipales de República Dominicana, tras una jornada en la que hechos de violencia considerados por autoridades como aislados dejaron al menos cuatro muertos y 10 heridos de bala.

Con más de 60% de los votos escrutados, el gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD) obtenía 30 de las 32 senadurías, cerca de 90 de los 178 cargos a diputados y casi un centenar de las 155 alcaldías disputadas en los comicios del domingo, según autoridades y medios locales.

La calma con la que comenzaron las votaciones se vio empañada en la tarde y la noche cuando se registraron enfrentamientos violentos entre partidarios del gobierno y de la oposición por disputas ante presuntos hechos fraudulentos.

El jefe de la misión de observadores de la OEA, Adams Blackwell, pese a que calificó de "aislados" los hechos violentos, dijo que verificaron la compra de cédulas (documentos electorales), activismo proselitista en centros de votación y al menos en un caso comprobaron disparos en las inmediaciones de un colegio electoral.

Por los choques violentos, al menos tres personas murieron en San Cristóbal, unos 30 kilómetros al sur de Santo Domingo; y una en la población de Higuey, 130 kilómetros al este de la capital, elevando a siete el número de víctimas fatales desde el inicio de la campaña electoral, confirmaron autoridades.

Oposición reconoce derrota. El tribunal de elecciones dijo que esperaba concluir en el curso de este lunes el conteo de los votos emitidos, después de un proceso comicial que se caracterizó por una gran abstención situada por encima de 52%.

Los resultados constituyen una derrota para el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), de tendencia socialdemócrata, que lograba sólo una banca en el Senado, según el conteo preliminar de los votos.

La otra senaduría la obtenía el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), de acuerdo al boletín electoral.

El presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, reconoció la derrota, pero acusó al gobierno y al PLD del presidente Leonel Fernández de haber hecho "un uso abusivo" de los recursos públicos a favor de los candidatos oficiales.

El presidente del país viajó en la medianoche de este domingo a Madrid para participar en la cumbre Unión Europea-América Latina sin esperar los resultados finales del proceso electoral.

Su vocero de prensa, Rafael Núñez, dijo que el gobernante estará fuera del país hasta el 25 de mayo, pues tiene previsto una visita a Italia donde será recibido por el Papa Benedicto XVI.