El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, cuestionó este lunes el discurso expuesto por los diputados opositores que habrian viajado a Estados Unidos de forma oficial, periplo durante el cual se reunieron con congresistas como Michael McCaul y el senador demócrata Robert Menéndez.

“Ojalá no hayan ido para generar problemas en contra de Bolivia; esos encuentros con la derecha no le traen nada a Bolivia. Confío en que no será para hacerle daño a Bolivia, eso sería imperdonable”, afirmó García Linera.

El presidente de la Comisión de Ética, Franklin Garvizú, miembro del Movimiento al Socialismo (MAS), advirtió que de comprobarse que el viaje de los diputados Ortega y Piérola fue ‘oficial’, entonces éstos -afirmó- pueden ser sancionados bajo el actual Reglamento de Ética.

“El reglamento establece que las representaciones que vayan a hacer los diputados nacionales tienen que guardar el debido decoro, respeto, la debida dignidad de nuestro país, defenderlo en todo ámbito internacional. Cualquier actitud que vaya a mellar la dignidad del Estado puede ser una falta grave”, sentenció.

Mientras tanto, la subjefa de bancada del MAS en diputados, Emiliana Ayza, informó que este martes se reunirán los diputados oficialistas para tomar una decisión respecto a sus dos colegas de oposición.

Norma Piérola confirmó que efectuó una visita oficial al país del norte para acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a fin de informarse sobre las demandas en contra del gobierno de Evo Morales. Explicó que existen 22 denuncias por violación a los derechos humanos.

Durante su estadía, sostuvo que recibió una invitación y participó de un encuentro de instituciones vinculadas a la democracia. Sus tres colegas también asistieron a la cita, entre ellos el senador Antezana, quien afirmó que “fue una visita oficial de la oposición” (a Washington).

Piérola informó además que la comisión opositora se reunió con el ex prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, que tiene procesos judiciales por hechos de corrupción. 

García dijo sentirse sorprendido por el viaje de los asambleístas, sobre todo “porque van a reunirse con funcionarios de un gobierno (de Barack Obama) que no juega de manera sana y limpia con Bolivia”.

“No sé si se habrán reunido con Goni (el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada). Podrán tener su ideología, sus intereses, pero por encima de todo está la patria. Estos sectores recalcitrantemente de derecha deben hacer su actividad política sin hacer daño a Bolivia”, insistió el también presidente de la Asamblea Legislativa.

A diferencia del Senado, la Cámara de Diputados aprobó el Reglamento de Ética y constituyó la Comisión encargada de ejecutar el control sobre el accionar de los legisladores.

El punto cuarto del artículo cinco del reglamento refiere que uno de los deberes de los diputados es “cumplir con responsabilidad, decoro y oportunidad las misiones oficiales que le encomiende la Cámara de Diputados dentro y fuera del país, velando por el prestigio del país”. Entre las sanciones por faltas graves figura la suspensión temporal, sin goce de haberes, de hasta un año y medio de sus funciones.