José Antonio Yucra, diputado del MAS, informó que el partido del presidente de Bolivia, Evo Morales, recibirá a aquellos militantes que abandonaron el instrumento del cambio, aunque la decisión -aclaró- no llegará a Filemón Escóbar y al ex vocero de Palacio, Álex Contreras, porque tendrían otra línea ideológica. “Pedimos que, si hubiera algún disidente del MAS en el MSM, que vuelva”, señaló el legislador.

El jefe de bancada del oficialismo en Diputados, Edwin Tupa, también se sumó al pedido de su colega y consideró que los comprometidos con el proceso deben retornar a sus bases. “Los que entendemos lo más profundo del cambio en curso, les pedimos a los disidentes que vuelvan”.

Desde el 2006, varios militantes del MAS se alejaron del oficialismo alegando estar insatisfechos y frustrados. Entre ellos están el ex ministro de Aguas, Abel Mamani; Simón Yampara; el ex ministro de Educación, Félix Patzi; el ex senador Lino Villca; Contreras y Escóbar.

Mamani pasó a las filas del MSM y fue candidato a la Alcaldía de El Alto, mientras que Yampara terció en las justas para gobernador de La Paz, también por el MSM. Fabián Yaksic, diputado de los Sin Miedo, minimizó el efecto de la estrategia oficialista y recomendó a sus ex aliados preocuparse por los nuevos descontentos.

“Más bien deberían preocuparse de los disidentes del MAS que quieren pasarse al MSM. Deberían preocuparse por los disidentes del MAS que cada día son más”, sostuvo.

Resentidos. En el ampliado oficialista de Cochabamba, el vicepresidente Álvaro García convocó el sábado a quienes se alejaron del instrumento del cambio a repensar su decisión y retornar. “Compañeros nuestros que por resentidos se están yendo al MSM, deben regresar”.

Aseguró que Del Granado pretende enfrentarse a Morales para sacar a los indios del poder. En este cometido, Tupa apeló a la conciencia ‘revolucionaria’ de los disidentes; no obstante, aclaró que no se trata de “rogar”, sino de que se den cuenta de la verdadera dimensión que es apoyar el proceso de cambio que lidera Morales.

El analista político Franklin Pareja considera que la estrategia de reconciliación pretende debilitar al partido de los Sin Miedo.

Mamani aseguró que no retornará al MAS. “No es posible que después de insultos e injurias, el MAS pida que volvamos”, afirmó, quien fuera destituido tras revelarse fotografías de un viaje al exterior, en las que se lo ve con su secretaria. El senador del MAS, Eugenio Rojas, también apoyó la posición de García. “Los que se han pasado a otro partido o han abandonado el MAS, deben retornar”.

Rompieron su alianza. El MAS y el MSM fueron aliados y participaron de varios procesos electorales, entre ellos las elecciones generales del 2009. Ese año también rompieron su alianza y hoy están enfrentados.