Montevideo. Tras un duro trancazo público al presidente de Uruguay José Mujica por no compartir su propuesta de legislar para permitir la prisión domiciliaria de los ex represores mayores de 70 años, el comité central del Partido Socialista emitió este sábado una declaración política donde suaviza su postura y se muestra condescendiente con el mandatario.

La agrupación de izquierda –que este año cumple 100 años de existencia-, fundadora de la coalición Frente Amplio, manifiesta su “acuerdo” y “respaldo” a las líneas de trabajo y prioridades que estableció Mujica desde el 1º de marzo a la fecha. Destaca los “avances” que se están dando con la oposición en la conformación de los organismos de contralor (Tribunal de Cuentas y Corte Electoral) y en las comisiones multipartidarias.

También sostiene que la discusión del presupuesto en el Parlamento permitirá “avanzar y concretar prioridades” definidas para “atender las necesidades” de la sociedad, “especialmente en las áreas de infraestructura, educación y redistribución del ingreso”.

Pero este lunes había y hecho pública una declaración donde rechaza de forma categórica una propuesta de Mujica, para permitir la prisión domiciliaria de personas mayores de 70. La advertencia de los socialistas, acompañada luego por varios grupos del Frente Amplio (Asamblea Uruguay y Alianza Progresista, entre otros), comprendía también mandar a su bancada parlamentaria a no votar una propuesta de esa naturaleza en el Parlamento.

En respuesta, el presidente José Mujica, hizo un llamado a la unidad del Frente Amplio y pidió a la coalición que apoyaran al gobierno.

Lea además:

José Mujica pidió unidad a la coalición de gobierno