Ciudad de México, Excelsior.com.mx. PAN, PRD y Partido Verde exigieron ayer a la autoridad electoral tomar las medidas necesarias para que la delincuencia organizada no pueda tener injerencia en las próximas elecciones.

En Michoacán, PAN y PRD expusieron la necesidad de que los comicios se realicen en paz. “Lejos de las amenazas y del chantaje y la extorsión de la que son víctimas los candidatos y las candidatas de todos los partidos políticos”, expuso Adrián López Solís, representante perredista ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM).

El panista Javier Mora Martínez pidió al órgano electoral no “minimizar el tema de la inseguridad, a una semana de que inicien las campañas para gobernador”.

Ramón Hernández Reyes, presidente del IEM, aseguró que realizan una valoración de la situación en el estado. Sin embargo, llamó a no maximizar el tema.

Salvador Jara, gobernador de Michoacán, dijo que serán atendidas las peticiones de algunos candidatos de su estado que han solicitado seguridad personal.

El partido Verde en la Cámara de Diputados solicitó a las autoridades competentes garantizar condiciones de seguridad, confianza, certidumbre y paz durante el actual proceso electoral, sobre todo, enfatizó, “ante el brutal asesinato de dos precandidatos en entidades del sur del país”.

En la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta, del PVEM, pidió que autoridades garanticen las condiciones de seguridad durante el actual proceso electoral.

AN y PRD temen a mano del narco. PRD y PAN temen que el crimen organizado tenga injerencia en las próximas elecciones en Michoacán.

Los representantes de ambos partidos ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) recordaron el proceso de 2011, en el que se dio dicha intromisión y piden al órgano electoral local que tome medidas en el asunto.

“Que esta labor se haga en las mejores condiciones y lejos de las amenazas y del chantaje y la extorsión de la que son víctimas los candidatos y las candidatas de todos los partidos políticos”, señaló Adrián López Solís, representante del PRD ante el IEM.

“Estamos a una semana de iniciar la campaña a gobernador y creo que lo último que nos conviene a los michoacanos y a cualquier actor político es el tema de inseguridad y minimizar estos temas” agregó Javier Mora Martínez, representante del PAN ante el IEM.

El presidente del órgano electoral de la entidad, Ramón Hernández Reyes, dijo que no minimizaban dichas denuncias; sin embargo, de acuerdo con su experiencia, no ven problemas en ninguna de las regiones del estado para que no puedan llevarse a cabo las elecciones a causa de la inseguridad o crimen organizado.

“No se está minimizando, se está haciendo una valoración justa de las cosas que están sucediendo, pero tampoco se está maximizando. Creo que tampoco debemos de recurrir a una actitud irresponsable de estar informando a los medios de comunicación que son mucho muy importantes, situaciones donde no las hay o problemas donde los haya”, puntualizó.

Por su parte, el representante del sol azteca ante el IEM, acusó al Partido Revolucionario Institucional de tener vínculos con el crimen organizado, a lo que su compañero, el portavoz del tricolor, Arturo José Mauricio Bravo, pidió más responsabilidad al dar ese tipo de declaraciones, no desmintió las desapariciones y asesinatos de los comicios pasados, pero sí deslindó cualquier vínculo con su partido.

Alerta en Tierra Caliente. Al respecto, el dirigente del Partido Acción Nacional en Michoacán, Miguel Ángel Chávez, afirmó que el problema de inseguridad en la entidad no está resuelto y que existen zonas de alto riesgo para los candidatos, como es la región de Tierra Caliente, en su colindancia con Guerrero.

Sostuvo que en total son diez municipios de esa zona en donde “las condiciones de seguridad siguen siendo de alto riesgo”, además de otros de la franja norte y de la ciénega que colinda con Jalisco, “en donde hay aún una disputa entre los grupos delictivos por el control de la plaza”.

Afirmó que en Michoacán “le entramos a tiempo al tema, y eso ha permitido reducir los riesgos que, insistimos, estarán presentes, pero creo que hoy las condiciones son aceptables para poder arrancar las elecciones en nuestro estado”.

Por su parte, el presidente del Comité Directivo Estatal del PRD en Michoacán, Carlos Torres Piña, se sumó al llamado de su homólogo del PAN en la entidad para solicitar a las autoridades, estatales y federal garantizar la seguridad de los michoacanos para que éstos puedan salir a votar libremente el próximo 7 de junio, y evitar amenazas de los grupos delictivos, como ocurrió en las elecciones del 2011.

“Creemos que la seguridad debe ser brindada a toda la ciudadanía, para que pueda participar libremente y se sienta segura en su entorno y que no se vivan esas dificultades que se vieron en 2011”.

Agregó que “para nosotros es primordial la seguridad para la ciudadanía, para que salgan a votar sin ninguna presión o amenaza”.

El llamado a las tres entidades de gobierno, agregó, es que “no se baje la guardia, que no se confíen y que permitan que la ciudadanía se sientan seguros”, al reconocer que en la entidad “hay algunas regiones que pudieran presentar conflictos de seguridad previo a las elecciones, como son los municipios de Apatzingán y Buenavista, donde a finales de año se registraron enfrentamientos entre grupos de exguardias comunitarios.

Piden a INE y partidos ayudar a paz electoral. El partido Verde en la Cámara de Diputados solicitó a las autoridades competentes garantizar condiciones de seguridad, confianza, certidumbre y paz durante el actual proceso electoral, sobre todo, enfatizó, “ante el brutal asesinato de dos precandidatos en entidades del sur del país”.

La legisladora Ruth Zavaleta señaló que al existir la presencia de “focos rojos” en ciertos estados, es tarea del INE y los partidos políticos fortalecer las estrategias encabezadas por el gobierno federal para erradicar actos de violencia, crimen e intimidación, principalmente, en Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Tamaulipas y Guerrero.

Precisó que, para que ni los candidatos ni mucho menos la ciudadanía vean truncados y amenazados sus derechos políticos, es fundamental minar la operatividad del crimen organizado.

Por lo cual, aseguró, “se requiere de la aplicación de mecanismos, y un compromiso certero por parte de las autoridades para blindar las elecciones del uso de recursos públicos en las campañas, y de la intervención de dinero o candidatos relacionados con la delincuencia organizada.

En este sentido, Zavaleta Salgado expresó que ante la crisis de credibilidad que vive la clase política, es corresponsabilidad de todos los actores políticos construir condiciones adecuadas para los próximos comicios, por lo cual, los partidos políticos tendrán que ir, de la mano con el INE y organismos de inteligencia del Estado, para revisar meticulosa y exhaustivamente el perfil de sus aspirantes.

Y es que dijo, frente a un proceso electoral de tal relevancia donde se definirán nueve gubernaturas, mil alcaldías y 500 diputados federales, las postulaciones tienen que ser responsables, “no queremos un proceso electoral enmarcado por actos de impunidad y corrupción, por atentados contra el derecho a la vida y a la seguridad de cualquier persona, y rebasado por la delincuencia”.

Checar y rechecar. Durante la sesión extraordinaria de ayer, el consejero Arturo Sánchez explicó que se realizarán tres verificaciones de las medidas de seguridad incorporadas en las boletas y actas electorales antes, durante y después de los comicios.

- Explicó que para ello, el Consejo General del INE seleccionará dos muestras aleatorias simples de cuatro casillas por cada distrito electoral federal.

- La primera será verificada en la segunda quincena de mayo, a efecto de autenticar las boletas y actas electorales, y la segunda el 7 de junio, día de la jornada electoral, para boletas, actas y líquido indeleble.

- Señaló que la tercera verificación se llevará a cabo el 9 de junio en la sesión extraordinaria previa a los cómputos distritales, a fin de certificar que las características y la calidad del líquido indeleble sean las mismas.