Santo Domingo. Varios partidos rechazaron este martes la propuesta de un alto funcionario estadounidense de modificar el calendario electoral de Haití, y llamaron a las autoridades electorales a actuar con apego a la soberanía nacional.

Los dirigentes haitianos dijeron que la propuesta podría terminar afectando el desarrollo completo del proceso y aplazando inclusivo el traspaso de mando presidencial.

La semana pasada, el asesor especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Haití, Thomas Adams, dijo en Washington que EE.UU. favorece modificar el calendario electoral de Haití para facilitar el proceso, pero deja en manos de las autoridades locales la realización de los comicios antes de fin de año.

Adams señaló que tal decisión le ahorraría a Haití alrededor de US$30 millones, calculada entre los US$50 millones y US$60 millones, y daría al Consejo Electoral Provisional (CEP) un poco más de tiempo para preparar las elecciones.

El calendario electoral establece que las votaciones se realizarán el 9 de agosto para una primera vuelta legislativa y el 25 de octubre para las presidenciales, legislativas en segunda ronda y municipales.

De ser necesaria una segunda vuelta presidencial, esta se llevaría a cabo el 27 de diciembre.

Alix Richard, vicepresidente de la Fusión de los Socialdemócratas Haitianos (Fusion), dijo que esa organización "siempre ha buscado la elección en dos etapas", y que sería mejor organizar una primera fecha de las elecciones para la presidenciales y legislativas al mismo tiempo, y luego otra para una segunda vuelta para presidenciales, legislativas y una primera para las municipales.

"Por lo tanto no sería necesaria una eventual tercera fecha", dijo Richard, para quien es necesario organizar una discusión entre el Poder Ejecutivo, el Consejo Electoral Provisional (CEP) y "otras partes interesadas".

Por su parte, Youri Latortue, jefe del partido Ayiti Un Aksyon, manifestó que un posible aplazamiento de las elecciones podría sumir al país en una situación difícil y evitar la toma de posesión de un nuevo presidente el 7 de febrero de 2016.

El coordinador general del Movimiento Popular Patriótico Dessalinne, Jean André Victor, expresó su oposición a la propuesta de Adams, y aseguró que los haitianos son lo suficientemente maduros para organizar elecciones y hacer frente a sus desafíos.

"Estamos comprometidos en el proceso electoral y tendremos éxito", dijo Victor a la agencia Alter Presse, al igual que Saveur Pierre Etienne, coordinador nacional de la Organización del Pueblo en Lucha (OPL), ambos en la oposición.

Haití trata de superar una prolongada crisis política que tras forzar la dimisión del anterior primer ministro Laurent Lamothe, dejó sin funciones al Parlamento haitiano debido al prolongado retraso en la organización de comicios.

El Ejecutivo conformó en enero un gobierno de coalición integrado por antiguos ministros y nuevos representantes de la oposición radical, y constituyó un nuevo organismo electoral que tendrá a su cargo la organización de los comicios generales este año.