Quito. Diez militares paraguayos que desmintieron haber participado en una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, tras el golpe de Estado en contra del presidente de Paraguay, Fernado Lugo, fueron pasados a retiro.

Dos de ellos, los generales Adalberto Garcete del Ejército y Juan Carlos Benítez, de la Marina, negaron este martes que el canciller venezolano promoviera una insurrección militar el pasado 22 de junio, cuando el Congreso ejecutó un golpe de Estado contra el presidente Fernando Lugo, reseñó la agencia AVN.

Este lunes, la Fiscalía paraguaya dejó sin validez un video que había sido presentado por el gobierno golpista de Federico Franco como "prueba" para desprestigiar a Maduro, quien junto al resto de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas viajó a Asunción el día del golpe para mediar en la crisis política.

El resto de los militares pasados a retiro este miércoles durante una sesión extraordinaria de la Junta de Calificación de las Fuerzas Armadas son los generales de División, Félix Pedro Moreno, Leonor Cabrera Cabrea, Reinaldo Caballero Barboza, Juan Carlos Ayala Monges, Edgar Demestral Torales; así como el general de Brigada, Alcides Viveros y el contralmirante Germán Giménez Román.

También fue retirado el general de División Ángel Vallovera Antúnez, jefe del Gabinete Militar del presidente Lugo.

De todos los señalados en el denominado "caso Maduro" sólo sigue en funciones el general Miguel Christ Jacobs, "cuyas revelaciones son utilizadas por el gobierno para acusar a Venezuela de intromisión en los asuntos internos del Paraguay", detalló el sitio web Paraguay.com.