Gander, Canadá. El mandatario Enrique Peña Nieto argumentó que no se dejó crecer a los grupos de autodefensa durante su primer año de gobierno.

Al realizar una escala técnica en el marco de la gira que realizará jueves y viernes en Davos, Suiza, donde participará en el Foro Económico Mundial, Peña Nieto dijo que la seguridad es un asunto que está en la "agenda prioritaria de atención" de su gobierno.

"Es un tema (la seguridad) que de ninguna manera se puede soslayar o dejar al margen; está en la agenda de atención del gobierno, aseveró el Mandatario, quien agregó que además hay otros rubros que se atienden, como el impulso al crecimiento económico, la generación de empleos, el desarrollo de infraestructura, y de mayor productividad y competitividad para atraer inversiones".

Cuestionado sobre el caso de las autodefensas, insistió que en materia de seguridad su administración ha definido, desde el inicio, una estrategia.

Es una estrategia que ha permitido, a poco más de un año, tener "avances alentadores", una "disminución real" en la violencia, una focalización del problema de la inseguridad en algunas partes de la geografía nacional, especialmente en Michoacán, con condiciones muy particulares, donde ha habido grupos que se han organizado para la autodefensa, y en donde el gobierno con toda claridad ha afirmado que es el Estado el único responsable de mantener las condiciones de seguridad y de aplicar la ley, explicó.

El ejecutivo externó que no sólo se busca combatir la inseguridad en Michoacán, sino también atender las causas y el origen del problema.

"Que no es sólo de este último año, sino yo creo es un problema que se ha diagnosticado y se ha generado en los últimos años y que tenemos que atender de raíz y de fondo, y es justamente lo que hemos estado haciendo".

Al preguntarle si no se dejó crecer el conflicto de las autodefensas, el Mandatario lo rechazó.

Al contrario, apuntó, creo que el espacio que nos ha permitido este año de actuación, como las cifras y las estadísticas claramente lo acreditan, "es claro" que hay una disminución real de los niveles de violencia.

Puntualizó que la respuesta de su gobierno "ha sido puntual y firme" de hacerse cargo de la seguridad en Michoacán, especialmente en la zona de Tierra Caliente.

"Estamos haciendo frente, en una estrategia que no sólo está en combatir la inseguridad (...) sino también en otras acciones orientadas a la reconstrucción del tejido social y sobre todo a lograr un desarrollo integral en esa entidad".