Pasar al contenido principal
Peña Nieto proyecta viajar a la Argentina para acrecentar las relaciones comerciales
Sábado, Febrero 27, 2016 - 15:39

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, proyecta volver a reunirse en julio en Buenos Aires con su colega Mauricio Macri, tras su primer contacto en enero en Davos, donde coincidieron en la necesidad de revivir la relación comercial.

Buenos Aires. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, proyecta volver a reunirse en julio en Buenos Aires con su colega Mauricio Macri, tras su primer contacto en enero en Davos, donde coincidieron en la necesidad de revivir la relación comercial, que el mandatario argentino describió como "distante" y "sin resultados concretos".

En su primera aproximación en el Foro Económico de Davos, los mandatarios instruyeron activar los mecanismos para acrecentar, en principio, el comercio bilateral, con la renegociación de los acuerdos de preferencias arancelarias, tarea que este mes encaró el secretario de Comercio, Miguel Braun, con su par mexicano, Francisco de Rosenzweig.

El nuevo vínculo, más "intenso y productivo" como pretende Macri, tendría el próximo peldaño en julio cuando Peña Nieto arribaría al país en visita oficial.

La intención de realizar este viaje de parte del jefe de Estado azteca fue adelantada a Télam por el embajador mexicano en el país, Fernando Castro Trenti.

El aspecto más retrasado en la relación es la balanza comercial, que en los últimos diez años fue bastante equilibrada pero errática en su evolución, ventajosa hasta 2009 para Argentina con consecutivos superávits, derrumbados al año siguiente, cuando México comenzó con los saldos positivos.

Argentina pasó en 2010 de un superávit de 60 millones de dólares a un déficit de 675 millones de dólares.

En 2014, la balanza sumó apenas 2.351 millones de dólares, con un déficit para Argentina de 252 millones de dólares, y un retroceso del intercambio de 25 por ciento, según datos oficiales de la Secretaría (ministerio) de Economía mexicana.

Sin embargo, en 2015, entre enero y noviembre, el saldo negativo fue de 452 millones de dólares, producto de exportaciones por 960 millones e importaciones por 1.413 millones de dólares.

En su encuentro en Davos, Peña Nieto calificó el nivel del comercio bilateral "muy bajo" con respecto al potencial para incrementar el flujo comercial, y Macri ejemplificó que "el intercambio entre Argentina y México es un día y medio el intercambio que México tiene con Estados Unidos en un año".

México importa de todo el mundo, según cifras de 2014, casi 400 mil millones de dólares, de los cuales poco más de la mitad son productos que compra a Estados Unidos.

Dentro de la región y en el mismo período, México importó 9.776 millones de dólares, de los cuales 4.473 fueron envíos desde Brasil; 1.397 millones desde Chile; 1.106 millones desde Perú, y 1.049 millones desde Argentina.

Hace diez días, Braun viajó a Mexico, donde acordó con Rosenzweig acelerar la revisión de tratados vigentes, analizar nuevas propuestas de inversiones e intercambio de bienes y servicios, y estrechar lazos de cooperación técnica para relanzar por completo la relación comercial.

Los funcionarios coincidieron en que debe ampliarse el Acuerdo de Complementación Económica (ACE 6), que otorga preferencias arancelarias recíprocas, con la inclusión de nuevos productos y su respectivo calendario de desgravación.

Las ventas argentinas se concentran en el sector automotor (27 por ciento), en especial, vehículos para transporte de cargas y automóviles de turismo; cueros y pieles (13 por ciento); vinos (4 por ciento); lácteos (4 por ciento); aceites (3 por ciento), y con menor incidencia aluminio, acero, medicamentos, desodorantes corporales, conservas alimenticias, productos químicos y cebollas.

Autores

Télam