Washington. El Pentágono dijo este miércoles que podría verse obligado a tomar medidas extremas, como no pagar sueldos, si el Congreso estadounidense no aprueba una ley que habilite US$37.000 millones para gasto de defensa antes de que los legisladores comiencen un receso.

Un asesor demócrata de alto rango dijo que los legisladores buscarán una vía para que esto se concrete. "Aprobaremos la iniciativa en este período de trabajo. Debemos hacerlo", declaró el asesor.

La tensión está aumentando en el Pentágono sobre el destino del proyecto de ley, que ha languidecido en el Congreso pese a los pedidos hechos por el secretario de Defensa, Robert Gates, quien necesita financiar un incremento de 30.000 efectivos para la guerra en Afganistán.

La Casa Blanca se ha sumado al drama, amenazando con vetar la iniciativa debido a US$800 millones en recortes al gasto educacional que fueron agregados al proyecto de ley por la Cámara de Representantes.

"Mientras esperamos que en el Congreso aprueben esto, también estamos obligados a comenzar a planificar seriamente ante la posibilidad de que no lo hagan", dijo a la prensa el secretario de prensa del Pentágono, Geoff Morrell.

Morrell hizo notar que "ante la ausencia de una acción más drástica", ciertas cuentas de gastos del Ejército y los Cuerpos de Marines agotarán sus fondos en agosto.

El Departamento de Defensa hará todo lo que pueda, indicó Morrell, para continuar protegiendo a Estados Unidos y para apoyar a las tropas "desplegadas en situaciones de riesgo".

"Esto podría llevar a pedir a muchas personas que trabajan duro en este departamento a que se reporten a sus funciones sin la capacidad para pagarles, u otras medidas extremas que quisiéramos evitar", declaró el funcionario.

"Pero haremos el trabajo, incluso en Irak y Afganistán y otros lugares donde operamos en el mundo", agregó.

Gates planteó este martes sus inquietudes ante congresistas republicanos en charlas a puertas cerradas en el Capitolio, y posteriormente el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que "ésta es una verdadera emergencia".

"El secretario Gates no está involucrado en la política y los componentes adicionales (del proyecto de ley), pero él quiere el financiamiento para las tropas. Y él nos dijo claramente que esto debe concretarse para fines de este mes o no podrá pagar a las tropas", enfatizó McConnell.