El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, compareció durante la Reunión de Alto Nivel sobre VIH y Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se dio inicio este miércoles en Nueva York.

El mandatario aprovechó su participación para reiterar el compromiso del Estado de Honduras en la lucha contra la epidemia que ha causado la muerte de millones de personas en el mundo.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, subrayó el gran impacto económico y social que tiene el VIH-Sida para los países, ya que afecta a la población joven y productiva.

“Pepe” Lobo señaló que la enfermedad tiene consecuencias negativas sobre los ingresos familiares, la fuerza laboral y la macroeconomía, explicó Lobo.

“La lucha contra el VIH-Sida no sólo es un acto de solidaridad humana. Es y debe ser un compromiso permanente de todos los gobernantes que somos los llamados a entregar nuevas posibilidades, oportunidades y espacios para aquellas personas que viven con VIH-Sida, pero también para prevenir que dicho mal afecte a más mujeres, jóvenes, niños y niñas, que no únicamente son el futuro, sino nuestro presente”, dijo el presidente hondureño.

Asimismo, indicó que Honduras ha reducido la incidencia de la enfermedad, a la vez que ha logrado tratar con antirretrovirales a todos los pacientes que llegan a los servicios de atención.

Lobo Sosa viajó a Estados Unidos ayer en compañía de la primera dama, Rosa Elena de Lobo, quien aprovechará la oportunidad para sostener reuniones con colegas de los países de Asia y África.

La Reunión de Alto Nivel sobre el sida se celebra diez años después del histórico periodo extraordinario de sesiones de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida de 2001, y de la firma en 2006 de la Declaración Política por la que los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a avanzar hacia el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH.

Se estima que en Honduras un promedio de 2.400 personas podrían estar adquiriendo el Virus de Inmunodeficiencia Humana al año.

Informes de la Secretaría de Salud revelan que hasta octubre de 2010, un total de 28.695 personas estaban infectadas con el VIH en el país.