Entre los operadores del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio (NSJP) aún existe la impresión de que este esquema favorece a los delincuentes en perjuicio de las víctimas, de acuerdo con el más reciente estudio del proyecto Justice in Mexico, albergado en la Universidad de San Diego.

En la segunda edición del Justiciabarómetro 2016, el equipo de investigación recoge que 21% de los jueces, 40% de los agentes del Ministerio Público y 24% de los defensores públicos opina que el NSJP favorece a los delincuentes en perjuicio de las víctimas.

Además, 10% de los jueces, 29% de los agentes del Ministerio Público y 20% de los defensores públicos conviene que los derechos humanos obstaculizan la justicia para las víctimas.

Los números arrojan que casi la mitad (48%) de agentes del Ministerio Público y una tercera parte de los defensores públicos (29%) considera que en ocasiones las autoridades pueden operar al margen de la ley para poder investigar y sancionar a los responsables de delitos. Ello en contraste con 13% de los jueces encuestados que emitió esta perspectiva.

Mientras que más de la mitad de jueces y defensores manifiesta que es preferible liberar a un culpable que condenar a un inocente, 51% de los agentes del ministerio público se inclinan a la situación contraria.

“Este indicador da cuenta de que las inercias del viejo sistema y la cultura institucional siguen prevaleciendo en el sistema de justicia mexicano”, observa el equipo de investigadores.

El documento precisa que 93% de los jueces, 98% de los agentes del Ministerio Público y 96% de los defensores públicos reportaron estar de acuerdo con que los juicios sean orales en lugar de escritos.

Asimismo, 98% de los encuestados se mostró a favor de que haya medios alternativos para la solución de conflictos y 90% considera que la justicia alternativa ha dado celeridad a la reparación del daño.

La investigación concluye también que aún no existe confianza plena de los operadores en el sistema de justicia. Los participantes percibieron a los jueces del proceso y de ejecución penal como los más confiables y, en general, los agentes de Ministerio Público fueron los operadores que mostraron mayor confianza en otras autoridades.

Para entender el vínculo entre la justicia y seguridad, Justice in Mexico observa que la mitad de los jueces que respondieron a la encuesta expresó que el nuevo sistema ayudará a reducir la delincuencia.

Sin embargo, los autores del reporte, Nancy G. Cortés, Octavio Rodríguez Ferreira y David A. Shirk, advierten que la reducción de la delincuencia es un fenómeno de causas comunes, vinculado con patrones sociales y económicos subyacentes.