Decenas de periodistas de Paraguay se movilizaron este sábado en reclamo de justicia por el asesinato de su colega Pablo Medina y pidieron a las autoridades de ese país protección para quienes sufren amenazas al cumplir con su tarea.

Los trabajadores de la prensa partieron desde la sede del diario ABC Color, donde se desempeñaba Medina como corresponsal, hasta el ministerio del Interior, informan los medios en Asunción, la capital paraguaya.

Medina, quien era corresponsal en el departamento de Canindeyú (noreste), fue asesinado el jueves cuando desconocidos lo interceptaron en un camino vecinal y abrieron fuego contra él y su asistente Antonia Almada, quien también murió.

Las autoridades creen que el crimen fue encargado por jefes locales del narcotráfico molestos con las denuncias que realizaba Medina en sus artículos.

Un vocero del ministro del Interior, Francisco de Vargas, dijo este sábado a la delegación de periodistas que el secretario de Estado no estaba en la sede y los convocó a una reunión para el próximo lunes.

"Esperemos que no nos diga otra vez que por una reorganización de sus recursos no puede brindar protección a los periodistas", comentó Santiago Ortiz, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay, citado por el diario asunceno Ultima Hora.

En tanto, el periodista Eduardo Quintana, otro de los movilizados, acusó a la policía de "proteger al poder, en lugar de resguardar a los periodistas que hacen su trabajo denunciando a las mafias y a los ciudadanos".

Los trabajadores marcharon con carteles con fotos de los asesinados y leyendas como "Justicia para Pablo" y "Justicia para Antonia".

Según ABC Color, el asesinato de Medina, de 53 años, "supuestamente fue decidido el fin de semana anterior durante un asado del cual participaron los principales jefes narcos del departamento de Canindeyú, afectados por las innumerables denuncias que hacía nuestro compañero".

El presidente paraguayo Horacio Cartes se comprometió el viernes a esclarecer el cimen y llamó a la sociedad a "no permitir esto; o son ellos o somos nosotros".