Tegucigalpa. Un grupo de fiscales y peritos de medicina forense hondureños se desplazarían esta semana al Distrito Federal de México. Ellos confirmarán la identificación de varios hondureños que fueron masacrados por el grupo de secuestradores Zeta, el pasado 22 de agosto en Tamaulipas, México.

El vicecanciller Alden Rivera confió a El Heraldo que se han recibido 56 huellas dactilares de personas que resultaron asesinadas en la masacre del pasado 22 de agosto ocurrida en la comunidad de San Fernando, Tamaulipas.

Las huellas se van a cotejar con la base de datos del Registro Nacional de Personas, dijo Rivera. Luego, un grupo de fiscales y peritos forenses viajarían a la capital azteca a reconfirmar su identidad, contó.

Actualmente hay cinco cuerpos preidentificados como hondureños. Aún faltan por identificar 21 cuerpos y se presume que la mitad de ellos podrían ser de esa nacionalidad.

Con la visita a México se quiere evitar repatriar el cuerpo de personas que no sean de Honduras. El pasado miércoles fueron llevados a ese país, 16 cadáveres de hondureños, pero cuatro de ellos tuvieron problemas para ser identificados. Actualmente sólo hay dos de esos cuerpos que aún son evaluados por personeros de Medicina Forense.

Piden información.  Por su parte, el vocero del Ministerio Público (MP), Melvin Duarte, dijo que con las 56 fichas dactilares se harán las comparaciones forenses para tener la seguridad de repatriarlos sin ningún tipo de dudas ni inconsistencias, como ocurrió con los cuatro cuerpos en el primer envío.

Igualmente, el MP hizo un llamado a los familiares de las personas que salieron del país como migrantes en el período comprendido del 20 de julio al 12 de agosto, de los que no tengan ninguna información, para que se presenten a la Morgue de Medicina Forense o llamar a los teléfonos 235-3192 y 235-3195.

Esto a efecto de llenarles una ficha con la información necesaria para tener otros elementos de comparación, para salir de la duda en el proceso de identificación.