Caracas. Diversos partidos venezolanos que integran la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) expresaron hoy sus diferencias sobre un eventual proceso de diálogo con el gobierno socialista, al considerar que las condiciones "no están dadas".

Mediante un texto enviado este sábado al secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, un total de 15 organizaciones políticas afirmaron que "no están dadas las condiciones para un diálogo, debido a que el gobierno insiste en bloquear todas" las vías democráticas para su salida.

Con motivo del encuentro exploratorio entre la MUD y el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que se realizará mañana domingo, los partidos conservadores sostuvieron que "sólo tendrá las características de un encuentro y en ningún caso marca un proceso formal de un proceso de un diálogo".

Argumentaron que la administración izquierdista supuestamente continúa "promoviendo la confrontación política, la persecución, la violencia y el amedrentamiento contra aquellos" que la adversan.

"Es oportuno recordar lo inoficioso del proceso de diálogo en el pasado: Nicolás Maduro incumplió todos los acuerdos a pesar de que la Unidad (Democrática) sí honramos nuestros compromisos", agregaron en el comunicado enviado a la directiva de la MUD.

Las organizaciones políticas destacaron que es necesario que la oposición incluya seis puntos de exigencia en las conversaciones previstas para mañana domingo, entre estos, la presencia de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el diálogo.

También solicitaron "la liberación de todos los presos políticos, detener las persecuciones de dirigentes de la MUD, levantar la inhabilitación y prohibición de salidas del país a líderes opositores y permitir el ingreso al país de todos los exiliados por el ejercicio de los ideales políticos".

Pidieron de la misma forma detener los "atropellos" del Tribunal Supremo de Justicia contra la opositora Asamblea Nacional (Congreso unicameral), tras lo cual demandaron "se respete la voluntad popular representada por los parlamentarios" electos en los comicios del 6 de diciembre de 2015.

Asimismo, solicitaron al bloque opositor exigir la "apertura inmediata del canal humanitario para organizar, desde la MUD, mecanismo de ayuda a las necesidades de nuestros ciudadanos".

"El objetivo del encuentro debe quedar muy claro desde el inicio, acordar términos para la transición durante el año 2016, bien sea mediante la fijación de la fecha del revocatorio 2016, la renuncia de Nicolás Maduro o la declaratoria del abandono del cargo", señalaron.

Añadieron que "el único acuerdo o diálogo que puede existir es el que se va a dar después de que se efectúe el RR (referéndum revocatorio presidencial) para capitular las condiciones de paz y acuerdos para la transición a un nuevo gobierno".

Pese a las diferencias que persisten en el bloque conservador, el presidente Maduro reiteró en días pasados que "llueve, truene o relampaguee" irá a dialogar, con el propósito de lograr consensos que permitan dirimir las tensiones políticas en el país.

El encuentro será respaldado por el enviado especial del Vaticano a Caracas, Emil Paul, además de los ex presidentes Leonel Fernández, de República Domincana, y Martín Torrijos, de Panamá, y del ex jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

 Paul, Fernández, Torrijos y Rodríguez Zapatero integran la comisión internacional de acompañamiento que conformó la Unión de Naciones Suramericanas en mayo pasado.