Lima (Andina). Unos dos mil extranjeros condenados en Perú por delitos menores serían beneficiados con la conmutación de pena o el cumplimiento de la sanción en su país de origen, según una propuesta que evalúa el gobierno para aliviar el hacinamiento en las cárceles del país, informó este martes el ministro de Justicia, Francisco Eguiguren.

Tras sustentar el presupuesto de su sector para el 2012 ante la Comisión de Presupuesto del Congreso, Eguiguren explicó que esta medida beneficiaría a internos conocidos como"burriers" por pretender sacar droga a través de los aeropuertos del país, utilizando diversas modalidades.

También a aquellos que están en semi libertad pero que no tienen oportunidades de encontrar trabajo ni asistencia diplomática, y corren el riesgo de reincidir en la delincuencia, manifestó Eguiguren.

"Implementar esta medida sería como desocupar un penal, cuya capacidad de albergue promedio asciende a dos mil internos", anotó el ministro.

Eguiguren dijo que para implementar esta medida se conformará una comisión que estudie caso por caso y se coordinará con las embajadas y consulados de los países de origen de los internos extranjeros.

En ese sentido, Eguiguren adelantó que sostendrá una reunión en noviembre próximo con representantes diplomáticos para transmitirles personalmente esta propuesta y recoger sugerencias para su mejor aplicación.

Eguiguren recordó que si bien existen convenios en materia penal suscritos con algunos Estados, se requiere atender la compleja problemática penitenciaria, en este caso relacionada a los internos extranjeros.

"Pensamos en beneficios penitenciarios como la conmutación de penas y el traslado de presos a sus países de origen. Esta medida permitiría al Estado dejar de invertir recursos en el sostenimiento de estas personas, y a su vez ver un tema humanitario", sostuvo el ministro.

En materia humanitaria, señaló que con esta medida se permitirá que los internos extranjeros estén en contacto con sus familiares y su realidad, algunos habiendo cumplido su pena mediante la conmutación y otros para seguir cumpliendo lo que les falta de sanción penal.

Refirió Eguiguren que más del 90% de los internos extranjeros en nuestro país purga condena por tráfico ilícito de drogas, en la modalidad de traslado o "burrier".

Sin embargo, afirmó que se evaluará cuidadosamente cada caso para otorgar el beneficio a quienes lo merezcan.

El acceso a estos beneficios penitenciarios se complementaría con la celeridad en el trámite de expulsión del país del extranjero, tal como establecen las normas penales vigentes.

Eguiguren aclaró que de ninguna manera se acogerán a esta medida aquellos delincuentes que cometieron asesinato -como el holandés Goran Van der Sloot- u otro tipo de crímenes graves como secuestro o terrorismo.