Lima. El ministro peruano de Comercio y Turismo, Martín Pérez, reconoció este martes que el tratado de libre comercio (TLC) con Japón podría tardar más de lo previsto originalmente.

Pérez admitió que en la V ronda, llevada a cabo en Lima, no se registró el avance esperado, ya que “cada país busca lograr los mejores beneficios para su nación”.

Según El Comercio de Lima, las mayores dificultades se vislumbran en la mesa de acceso al mercado.

De 1.400 partidas que Japón desea excluir de la negociación se redujeran a 1.300, lo que todavía es insuficiente, según Pérez.

A comienzos de mes, el ministro peruano de Agricultura, Adolfo de Córdova Vélez, había expresado su confianza de que el acuerdo se firmara en marzo.