Lima. Perú se encuentra preparado para servir de anfitrión de la VIII Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo el 13 y el 14 de abril en Lima, y tiene como tema central "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción".

De acuerdo con el canciller peruano, Néstor Popolizio, la cumbre "le va permitir al nuevo presidente, Martín Vizcarra, interactuar con los principales jefes de Estado de la región, para debatir sobre la gobernabilidad democrática".

Uno de los primeros presidentes en confirmar su presencia en la cumbre fue el estadounidense Donald Trump.

Según la cancillería peruana, hasta el momento 30 países de la región han confirmado su participación para la cumbre, de los cuales 21 países serán representados por sus jefes de Estado y de Gobierno.

El acto de inauguración se celebrará este viernes en el Gran Teatro Nacional de Perú, mientras se espera la aprobación del "Compromiso de Lima" en la sesión de clausura.

Se prevé la ausencia de Venezuela, en virtud de que el gobierno peruano retiró de última hora la invitación girada al presidente Nicolás Maduro para participar en la cumbre.

Las nuevas autoridades peruanas ya han adoptado algunas medidas para garantizar la seguridad de los altos funcionarios que asistirán a esta reunión, con el despliegue de la Policía peruana y las fuerzas armadas.

El Congreso peruano, a petición del gobierno estadounidense, aprobó esta semana la presencia de 114 miembros del Ejército norteamericano y 454 elementos de su Fuerza Aérea, con armas y dos helicópteros para proteger a Trump.

El gobierno peruano, mediante decreto supremo firmado por Vizcarra, también señaló la necesidad de declarar los días 13 y 14 de abril como días no laborables, como parte de la necesidad de "adoptar medidas de diversa naturaleza para la atención y seguridad de los visitantes".

El acto de inauguración se celebrará este viernes en el Gran Teatro Nacional de Perú, mientras se espera la aprobación del "Compromiso de Lima" en la sesión de clausura, de acuerdo con el programa publicado en la página oficial de la cumbre.