Lima (Andina). La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, respaldó este miércoles la continuidad del Ministerio de la Mujer por administrar diversos programas de desarrollo social, y discrepó con los que piden su desactivación debido a la creación del Ministerio de Inclusión Social.

“El Ministerio de la Mujer es indispensable en un país donde tenemos el tristísimo tercer lugar en feminicidio en toda la región, después de México y Guatemala”, declaró.

Basada en su experiencia como titular de ese ministerio durante el gobierno de transición de Valentín Paniagua (2000-2001), indicó que el sector tiene bajo su responsabilidad diversos programas para la población vulnerable del país.

Mencionó, por ejemplo, el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, el Plan Nacional contra la Violencia, el Sistema Nacional de Niños y Adolescentes, el Sistema del Adulto Mayor, el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad, entre otros.

“Por lo tanto, hay que defender ese Ministerio. He sido ministra de la Mujer y lo defiendo de todo corazón”, remarcó la burgomaestre tras suscribir un convenio con la presidencia del Consejo de Ministros para elaborar el Registro Único de Víctimas de la violencia.

De otro lado, Villarán reiteró su defensa a la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, ante un proceso judicial que data de hace 17 años, cuando se desempeñaba como concejal de la Municipalidad de Lima.

Recordó que en el país hay muchas autoridades y ex funcionarios con procesos judiciales en su contra, sin que ello signifique que tengan algún tipo de culpabilidad.

“Toda persona es inocente hasta que un juez determine que es responsable de algún delito. Estar procesado, como lo están muchísimos alcaldes, ex alcaldes, ex presidentes regionales, ex ministros, no quiere decir que sean responsables”, comentó.

El portafolio de la Mujer informó el lunes que García Naranjo fue regidora entre los años 1990 y 1993, por lo que no tendría ninguna responsabilidad en una supuesta irregularidad en la gestión edil que data de 1994.

La alcaldesa capitalina recordó el principio jurídico que una persona es inocente mientras no se confirme lo contrario, y hasta que culmine el proceso judicial, sigue siendo inocente de todo cargo.

Además, aseveró que en los años de conocer a la ministra García Naranjo, sabe que es una persona íntegra, defensora de los derechos de la mujer, de los niños, y además, con capacidad profesional.

“Espero que todo esto quede aclarado por el bien de ella personalmente, por el bien de su dignidad, de su honor y de su honra, pero también por el bien del Ministerio de la Mujer”, acotó.

Villarán formuló estas declaraciones tras participar en la firma de un convenio para implementar el Registro Único de Víctimas en Lima Metropolitana, junto al jefe del Gabinete, Salomón Lerner Ghitis.