San Juan de Lurigancho, Perú. El ex mandatario peruano Alejandro Toledo, quien lidera las encuestas en la carrera presidencial de este año, dijo este miércoles que si es electo conversará con la industria extractiva sobre la posibilidad de crear un impuesto a las sobreganancias, en medio del avance de los precios de las materias primas.

El sector minero y energético es uno de los más importantes en la economía del país sudamericano, que registra uno de los crecimientos más altos del mundo.

Toledo, quien gobernó Perú entre 2001 y el 2006, dijo a Reuters que buscará en una nueva administración que los beneficios que genera la industria extractiva del país llegue a los más pobres y zonas donde se extrae las materias primas.

"Vamos a conversarlo, de repente vamos a tener un impuesto a las sobreganancias", afirmó el candidato presidencial durante un recorrido de campaña por un barrio marginal de Lima.

Perú es el tercer productor mundial de cobre, segundo de plata y zinc y sexto de oro y tiene en cartera proyectos que suman US$42.000 millones para los próximos 10 años.

Muchas de las grandes empresas mineras -la mayoría de talla mundial- que explotan los recursos naturales en el país gozan de estabilidad tributaria y jurídica.

Actualmente, las empresas del sector están teniendo fuertes ganancias por los altos precios de las materias primas, que se han recuperado tras la crisis económica mundial que estalló en el 2008.

"Hay un espacio particularmente en la industria extractiva, me refiero a los mineros, gasíferos, a los petroleros, ya se están venciendo los contratos de estabilidad jurídica (...), de repente estamos pensando, vamos a conversarlo", afirmó Toledo frente a la posibilidad del impuesto a las sobreganancias.

Toledo dijo que mantendrá las reglas de juego frente a la inversión privada nacional y extranjera y que cualquier posibilidad de cambio será de forma concertada.

"Las comunidades donde están los asentamientos mineros, gasíferos no están viendo los beneficios de los recursos naturales que se los están llevando", afirmó el candidato.

Las elecciones presidenciales se realizarán el 10 de abril y Toledo lidera los sondeos de intención de voto con un 28 por ciento, según una encuesta de la firma Ipsos Apoyo.

Pero su ventaja no le alcanzaría para ganar y evitar un balotaje el 5 de junio con uno de sus más cercanos rivales: la legisladora Keiko Fujimori -hija del ex presidente Alberto Fujimori- y el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda.