El presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), Alonso Navarro, consideró necesario que las nuevas autoridades regionales y locales, electas en el últimos proceso electoral, sean respetuosas de las decisiones nacionales, a fin articular esfuerzos en pos del desarrollo del país.

Advirtió que un contexto de confrontación entre las autoridades regionales o locales, con el Ejecutivo, solo genera discordia, enfrentamientos y retraso para la población, especialmente para la del interior del país.

Lo ocurrido, añadió, recientemente en las regiones Cajamarca, en relación al proyecto Conga, o en Áncash, son prueba de que la confrontación entre autoridades no genera bienestar para la población ni para el país en general.

“Por eso, espero que los nuevos presidentes regionales, así como los reelectos, en primer lugar sean respetuosos de las decisiones nacionales, es decir, que articulen el esfuerzo con el gobierno nacional para que sean un solo rumbo”, manifestó en declaraciones a la Agencia Andina.

En ese marco, subrayó la necesidad de optar por el diálogo ante cualquier discrepancia a fin de evitar un contexto de enfrentamiento.

“Si algo hemos podido aprender en los últimos años es que cuando uno jala para su propio lado, el perjudicado es el pueblo, y espero que esas lecciones ojalá no permitan repetir esos errores”, añadió.

No obstante, Navarro consideró que en algunas oportunidades, el gobierno nacional también ha caído en el error de mostrar “poca voluntad de escuchar nuevas ideas”, por lo cual lo instó a presentar una actitud más dispuesta al diálogo.