Lima. Perú dijo este martes que se sumó a países como México, Ecuador y Guatemala en una demanda judicial ante una corte federal de Estados Unidos contra el estado de Arizona, en reclamo por su polémica ley de inmigración que temen pueda llevar a una discriminación étnica.

La estricta ley, que entrará en vigor a fines de julio, exige a policías estatales y locales investigar el estado inmigratorio de cualquier persona que sospechen está ilegalmente en el país, lo que ha llevado a los críticos a decir que la medida es inconstitucional.

"Hemos decidido concurrir como Amigos de la Corte a una denuncia contra esa ley que han hecho algunas organizaciones no gubernamentales ante la Corte Suprema de los Estados Unidos", dijo el canciller peruano, José Antonio García Belaunde.

"México fue quien tomó esta iniciativa, está Guatemala, Ecuador, los países de mayor curso migrante", agregó a periodistas en el Congreso peruano.

Varios países se han pronunciado en contra de la ley.

El gobierno del presidente estadounidense Barack Obama demandó hace una semana al estado de Arizona por la ley, aprobada por republicanos en un intento por frenar el afluente de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera desde México, así como de combatir el narcotráfico y otros delitos.

México, desde donde cruzan anualmente miles de personas hacia Estados Unidos buscando mejores condiciones de vida, presentó a fines de junio un recurso ante la corte federal una demanda en contra de esa ley y pidió que sea declarada inconstitucional.

"El Amigo de la Corte es (un grupo de) países que la corte o juez los llama para saber su opinión sobre el tema que les afecta a ellos", explicó el canciller peruano quien afirmó existen alrededor de 7.000 peruanos en Arizona, de los cuales el 40% son indocumentados.

Actualmente existen varias impugnaciones legales en la corte federal del estado por la polémica ley .