El asesinato del vicepresidente del gobierno regional de Amazonas (GRA), Augusto Wong López, la noche de este sábado, habría sido motivado por extorsión, dejó entrever este domingo el legislador Héctor Becerril.

"Hace un año atrás, (Wong) fue atacado en la puerta de su domicilio y denunció a los extorsionadores y éstos fueron capturados por la policía. Pero luego no se le brindó seguridad", subrayó el legislador de la bancada opositora Fuerza 2011, en declaraciones a la emisora Radio Programas de Perú (RPP).

Wong, médico-cirujano de profesión, recibió tres disparos de bala (cabeza, abdomen y espalda) desde corta distancia, cuando se aprestaba a atender a sus agresores que habían llegado hasta su consultorio pretextando dolores estomacales; aun con vida fue llevado por su ayudante al hospital regional de la ciudad amazonense de Bagua, donde dejó de existir.

"Ha sido un asesinato alevoso, realizado por una banda organizada dedicada a la extorsión", apuntó Becerril, quien descartó que el crimen fuera cometido por discrepancias políticas, como baraja una de las hipótesis.

Los criminales se fugaron a bordo de una motocicleta y la policía está tras sus pasos.

Wong asumió la vicepresidencia regional en 2011, acompañando la lista del Movimiento Juntos que lidera el presidente del GRA, José Arista.

Este crimen se suma a otros contra autoridades regionales y edilicias.

El pasado jueves 6, fue atacado a balazos el regidor del distrito de Chao, en la región noroccidental de La Libertad, Antenor Rodríguez, en presencia de su esposa y de sus dos hijas.

En esa ocasión, dos criminales ingresaron en la bodega que regentaba y sin mediar palabra le hicieron diez disparos, para luego huir con rumbo desconocido.

Rodríguez, también presidente de las Rondas Urbanas de Chao, era opositor del alcalde Ney Gámez, quien se halla prófugo de la justicia tras ser sentenciado a prisión por defraudación tributaria y enriquecimiento ilícito.

En este caso, la Policía maneja la hipótesis de una "venganza política".