Lima. Una izquierdista lideraba este lunes con una mínima ventaja la elección para la alcaldía de la capital de Perú, según los últimos resultados oficiales, tras celebrarse unos reñidos comicios que cambiarían el mapa político del país a seis meses de las presidenciales.

Susana Villarán, educadora de 61 años que genera inquietud a inversores, lideraba con el 38,77% de los votos en la principal plaza electoral de uno de los países de mayor crecimiento en el mundo, de acuerdo a cifras de la oficina electoral, con el 68,64% de los sufragios escrutados.

Pisándole los talones figuraba la conservadora Lourdes Flores, considerada amiga del libre mercado, con 37,18% de los sufragios, según los resultados preliminares que confirmaban la tendencia mostrada por sondeos a boca de urnas.

Analistas estiman que el resultado final mantendría la actual tendencia favorable a la candidata de centroizquierda.

"Las cifras demostrarían que es irreversible el triunfo de Susana Villarán a ese nivel de conteo; no hay forma que cambie la tendencia porque son resultados de votos válidos", dijo a Reuters Manuel Saavedra, de la encuestadora local CPI.

Al mercado le preocupa que el triunfo de Villarán en Lima lleve al resurgimiento de un candidato presidencial de izquierda que ponga en jaque los miles de millones de dólares en inversión foránea que han sido destinados al país, un importante productor de materias primas.

Sin embargo, Villarán ha dicho que representa a una izquierda "moderna y liberal" promotora de la inversión privada que nada tiene que ver con al "militarismo autoritario" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

También buscó distanciarse del líder nacionalista y militar retirado, Ollanta Humala, quien en 2006 compitió y perdió en un balotaje con el ahora presidente Alan García con promesas de dar un giro en la política económica y fue apoyado por Chávez.

Analistas creen que cualquiera sea el resultado no debería afectar a los mercados financieros locales, debido a que ese escenario ya había sido asimilado por los inversionistas.

"Los mercados siempre se adelantan", dijo el respetado banquero y ex ministro de Economía, Pedro Pablo Kuczynski.

En la semana previa a las elecciones la bolsa limeña subió a un máximo de 29 meses por compras de acciones mineras locales y la moneda peruana estuvo estable.

Según operadores, los mercados bursátil y cambiario en Perú no se vieron afectados este lunes por los resultados de los comicios regionales y operaban a la baja por una caída de las plazas externas.

Panorama en 2011. Otros expertos dicen que el triunfo de Villarán no necesariamente es una victoria de la izquierda, sino más bien abre la posibilidad de que una figura nueva, sin importar su ideología, gane la próxima elección presidencial.

"Villarán abre la posibilidad de un candidato aluvional en 2011, que puede ser de izquierda o derecha", dijo el analista político Agustín Figueroa, a la radio local RPP.

La centroizquierdista escaló desde los últimos lugares de las encuestas en la carrera por Lima, que congrega a un tercio del electorado peruano, desbancando a Flores, una abogada de 50 años que postuló sin éxito dos veces la presidencia del país.

La victoria de la izquierda en Lima y de la mayoría de los líderes independientes en las 25 regiones de Perú es una dura derrota para los partidos tradicionales y un revés para el gobierno de García, a quien le restan nueve meses de mandato.

Muchas regiones de Perú, que reciben ingentes regalías por la explotación de sus recursos naturales, frecuentemente protestan contra el gobierno central en demanda de mayores beneficios del actual boom económico.

En la región de Arequipa, la segunda más importante, habría ganado el líder local Juan Manuel Guillén -apoyado por el nacionalista Humala- con 33,8%, según resultados preliminares oficiales.

En Cusco lideraba los votos el nacionalista Jorge Acurio con 34,2%.

El oficialista APRA no habría ganado ninguna región, ni tan siquiera su bastión tradicional, La Libertad -en el norte del país-, donde su candidato José Murgia tenía 39,3% de los votos frente a 39,8% de Manuel Llempén.

En algunas regiones se celebraría una segunda vuelta, pues ningún candidato logró al menos 30% de los votos emitidos, según los primeros resultados.

García, que no puede postular a los próximos comicios porque la ley peruana prohíbe la reelección inmediata, tiene un alto nivel de desaprobación pese a que la economía peruana se ha expandido a tasas arrolladoras durante su segundo mandato.

Según encuestas, la legisladora conservadora e hija del ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, lidera las preferencias, seguida del pragmático alcalde capitalino Luis Castañeda, el ex presidente Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

Los tres primeros son considerados partidarios de la inversión privada, mientras que Humala es temido por los inversores pese a que ha moderado su discurso.

Analistas de Global Source Partners dijeron que el triunfo de Villarán podría golpear la potencial candidatura presidencial de Castañeda, pues ésta prometió durante su campaña revisar las cuentas fiscales del actual alcalde.

La popularidad de Castañeda ya fue minada por acusaciones de corrupción, que han sido rechazadas por el edil.