Lima, Andina. El caso de nueve trabajadores atrapados en una mina informal en Ica confirma la necesidad de trabajar para lograr la formalización de las empresas artesanales y no bajar la guardia ante la minería ilegal, sostuvo este domingo la congresista Ana María Solórzano.

Refirió que el Congreso tiene la responsabilidad de ejercer una labor fiscalizadora y ayudar al Ejecutivo en la tarea de combatir la minería ilegal.

“Esto confirma que no se debe bajar la guardia en la lucha para erradicar la minería ilegal y también avanzar en la formalización; todos debemos contribuir en esa tarea en unidad”, aseveró.

Comentó que el caso de los nueve trabajadores atrapados en la mina Cabeza de Negro, en la región Ica, merece la reflexión de todas las bancadas del Congreso sobre la labor de denunciar todas las irregularidades relacionadas a la minería informal e ilegal.

Remarcó que la actividad informal e ilegal además de promover la corrupción, genera mayores riesgos de inseguridad en los trabajadores.

“Hay zonas donde nos toca fiscalizar para decirle al Ejecutivo dónde falta el refuerzo de la Policía, creo que es una tarea de todos”, aseveró.

Añadió que, en el marco de una fiscalización efectiva, los legisladores deben realizar visitas inopinadas, que permitan descubrir como operan las empresas ilegales e informales.