El gobierno peruano ordenó el cierre de su frontera con Ecuador hasta que no se aclare la situación del presidente ecuatoriano, Rafael Correa y repudió la subordinación de fuerzas policiales contra el presidente ecuatoriano Rafael Correa durante la mañana de este jueves.

Mientras, el presidente Alan García habló por teléfono con la presidenta argentina, Cristina Fernández, para tratar la crisis en Ecuador y coordinar el repudio de la inserrucción policial registrada en Ecuador.

"Nos hemos dirigido a diferentes países y he tomado contacto hace unos momentos con la presidenta de Argentina (Cristina Fernández) para hacer coordinaciones. Nuestra primera decisión es enviar a los cancilleres de los once países de Sudamérica a Guayaquil", indicó.

Expresó, asimismo, su firme apoyo y solidaridad a Correa

Señaló, además, que este es una ocasión para que la Organización de Estados Americanos (OEA) cumpla un rol más eficaz que en el caso de Honduras.

.