Lima. Perú confía en que Chile, con Sebastián Piñera o Michelle Bachelet, cumplirá con la ejecución del fallo del 27 de enero de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que puso fin al diferendo marítimo entre los dos países, afirmó este miércoles el representante peruano ante el el tribunal de Naciones Unidas, Allan Wagner.

El diplomático, quien encabezó la delegación jurídica peruana durante el proceso en la sede de la CIJ en La Haya, Holanda, expresó ante periodistas su confianza de que el presidente chileno Piñera y próxima su sucesora Bachelet, cumplirán el compromiso.

El próximo 11 de marzo, Bachelet relevará a Piñera en la presidencia chilena.

Wagner sostuvo que el dictamen de la CIJ es vinculante, y por tanto hay que mantener la serenidad y no reaccionar ante el primer comentario público de algunos funcionarios del país vecino, opositores al cumplimiento chileno del fallo.

"Ya tenemos resuelto el tema del límite marítimo, que es obligatorio ejecutarlo por las partes, y ahora se debe aplicar rápidamente", subrayó.

Con respecto a los reclamos de Chile sobre una porción de tierra dentro del límite entre el primer hito y las 80 millas (128 kilómetros) marinas, Wagner aseveró que la controversia fue solamente marítima y no terrestre, por lo que evitó pronunciarse sobre el reclamo chileno.

Aseguró que los límites terrestres entre Perú y Chile fueron definidos mediante el Tratado de Ancón, suscrito por ambas partes en 1929, con la presencia de garantes internacionales.

Wagner dijo que Lima cumplirá lo dispuesto por la CIJ, además de que la legislación de su país está vigente para su aplicación, pese a las versiones procedentes de Chile que piden modificar las leyes peruanas.

Dijo que el proceso judicial marítimo iniciado por Lima el 16 de enero de 2008 ya llegó a su fin el 27 de enero y favoreció a Perú, al otorgarle unos 22.500 kilómetros cuadrados en el Pacífico y conservar el hito de frontera actual entre ambas naciones.