Lima. El presidente de Perú, Ollanta Humala, participará en la XXIII Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, siglas en inglés) a celebrarse el 19 de noviembre en Manila, Filipinas, confirmó este sábado la Secretaría de Prensa de Palacio de Gobierno.

En la comitiva figuran la Ministra de Relaciones Exteriores, Ana Sánchez, el Ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, y la Ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, y emprenden viaje mañana domingo.

La cumbre reúne a los jefes de Estado y de gobierno de 21 economías con membresía en APEC,  así como a más de 1,500 dirigentes de los principales grupos empresariales de la región Asia-Pacífico.

El tema central de este foro es "Construyendo economías inclusivas, construyendo un mundo mejor".

Humala también participará en la Cumbre Empresarial y el diálogo de los líderes del APEC, con los representantes de los Consejos Empresariales de las economías miembros del foro, a fin de debatir sobre medidas que impulsen la integración económica regional, conectividad y crecimiento económico.

Asimismo, asistirá a las sesiones de diálogo que los líderes del APEC sostendrán con representantes de la Alianza del Pacífico (AP) y del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, siglas en inglés).

Dentro del marco del encuentro en Manila, Perú asumirá la presidencia del APEC y, con ello, la tarea de organizar el conjunto de reuniones internacionales que se llevarán a cabo a partir de diciembre entrante hasta la XXIV Cumbre de Líderes que se celebrará en noviembre de 2016 en la ciudad de Lima.

Durante su permanencia en Manila, Humala efectuará una visita de trabajo a Filipinas y sostendrá encuentros bilaterales con diversos jefes de Estado de las economías que conforman APEC.

Previo a su viaje, este sábado, el dignatario peruano sostuvo una reunión con el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, y los ministros de Relaciones Exteriores, Ana Sánchez, de Defensa, Jakke Valakivi, y de Interior, José Pérez, para analizar temas internacionales y de seguridad, vinculados al impacto político y económico, así como ratificar su condena al execrable atentado terrorista en Francia que dejó al menos 129 muertos y más de 200 heridos.