El canciller peruano, Gonzalo Gutiérrez, considera que la soberanía de su país sobre el triángulo terrestre que Perú y Chile consideran parte de su territorio es indiscutible, publicó este domingo el diario oficial El Peruano.

Gutiérrez defendió la postura de su Gobierno después de que el ex presidente de Chile Sebastián Piñera reiterara su convicción de que ese triángulo terrestre, de 3,7 hectáreas de superficie, pertenece a su país "en virtud al Tratado de 1929 y a los acuerdos de 1930", según declaró el sábado a la emisora peruana RPP.

La divergencia reside en que Perú toma como inicio de la frontera terrestre el Punto Concordia, en la misma orilla del mar, acordado en el Tratado de Límites de 1929, pero Chile defiende que el inicio está en el Hito 1, lo que genera un espacio triangular, bañado por aguas chilenas, que ahora reclaman los dos países.

El canciller de Perú afirmó que el Tratado de Lima de 1929 y la delimitación de la frontera entre los dos países constituye una realidad jurídica indiscutible que ha sido respetada consistentemente por Perú y Chile durante décadas.

Gonzalo Gutiérrez reiteró que la frontera de Perú con Chile quedó plenamente establecida en ese documento de 1929 y en sus instrumentos complementarios.

El titular del ministerio de Relaciones Exteriores de Perú comentó, además, que la línea de frontera quedó demarcada sobre el terreno, de manera definitiva, por la Comisión Mixta Demarcadora de Límites, a partir del Punto Concordia.

Para el canciller peruano, dicha demarcación se efectuó de conformidad con el acuerdo bilateral que consta en las instrucciones de contenido idéntico, impartidas por los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países a los miembros de la Comisión Demarcadora en abril de 1930.