La Contraloría General informó hoy que inició sus acciones este 2015 auditando a los grandes proyectos de inversión que han sido adjudicados, como el Gasoducto Sur Peruano, la Línea 2 del Metro Lima-Callao y la avenida Néstor Gambetta.

Dichos proyectos, que cuentan con una inversión superior a los US$13.000 millones, constituyen importantes obras de infraestructura que tendrán alto impacto entre la población y la economía del país, indicó en un comunicado.

El elevado monto de estos tres grandes proyectos amerita la acción del organismo superior de control con la finalidad de contribuir a que la inversión de recursos públicos en esas obras se realice de la manera más adecuada.

Gasoducto. El gasoducto contará con la inversión más alta, ascendente a US$7.329 millones, para la construcción de un ducto de 730 kilómetros que trasladará el gas natural desde el yacimiento de Camisea, en Cusco, hasta Lima, y de otro de 540 kilómetros para el transporte de líquidos de gas hasta la planta de fraccionamiento en Pisco.

La obra se adjudicó en junio de 2014 y se encuentra en etapa preoperativa. Se ejecutará bajo la modalidad de asociación público privada autosostenible y cuenta con una concesión de 34 años.

La acción de control tendrá como puntos centrales de atención, el proceso de licitación y las principales denuncias públicas.

Línea 2 del Metro. Para la Línea 2 del Metro de Lima y Callao, la inversión asciende a US$5.720 millones para el diseño, financiamiento, construcción, equipamiento electromecánico, equipamiento de sistema, provisión de material rodante, operación y mantenimiento del proyecto mencionado y el ramal Av. Faucett – Av. Gambetta.

Fue adjudicado en marzo de 2014 con una concesión por 35 años y se ejecuta bajo la modalidad de asociación público privada; su financiamiento estará a cargo del Estado en 4,247 millones de dólares y por el concesionario en US$1.473 millones. También se encuentra en etapa preoperativa.

La acción de Contraloría priorizará la verificación del monto de inversión del proyecto, el proceso de licitación y el impacto financiero económico del riesgo geológico y las interferencias asumidas por el concedente.

Avenida Néstor Gambetta. El proyecto se ejecuta bajo la modalidad de obra pública y contempla el mejoramiento y construcción de 28 kilómetros de vía, complementada con la construcción de distribuidores viales, vías auxiliares, puentes vehiculares y peatonales, paraderos, trabajos de señalización horizontal y vertical, semaforización, además del plan ambiental.

La obra se encuentra en marcha y se ejecuta por contrata, con una inversión aproximada de 552 millones de dólares. Como puntos de atención para el control se considerarán los siguientes aspectos: la ampliación del plazo otorgado al contratista, el incremento de los costos del proyecto, la modificación del pavimento y el proceso de contratación de la supervisión de la obra.