Lima. El gobierno peruano convocó para este domingo a un diálogo con las autoridades y dirigentes de una región norteña del país que se encuentra en protesta contra un millonario proyecto de oro de la estadounidense Newmont.

Newmont suspendió esta semana, a pedido del gobierno, la construcción de su proyecto Minas Conga, de US$ 4.800 millones y ubicado en la región de Cajamarca, luego de protestas de comunidades aledañas que temen perder sus fuentes naturales de agua.

"La presidencia del Consejo de Ministros vuelve a convocar a un diálogo el día domingo 4 de diciembre en la ciudad de Cajamarca donde se buscará una solución concertada que beneficie no solo al pueblo de Cajamarca sino a todo el país", dijo un comunicado del gobierno.

"Invocamos al pueblo cajamarquino a no dejarse arrastrar por acciones de violencia promovidas por grupos que no desean que la población prospere en un marco de paz y democracia", agregó.

El pedido se hizo luego que la policía desbloqueara durante la madrugada del sábado las principales vías de acceso a la ciudad de Cajamarca, golpeada por problemas de abastecimiento de combustible y alimentos, ante la paralización de 10 días, según informó el gobierno regional.

"Ya se ha desbloqueado las principales vías luego que la policía ha ingresado y ha aperturado los caminos", dijo el jefe de comunicaciones del gobierno regional de Cajamarca, Segundo Mata, a Reuters.

"Sí hay acceso al tránsito vehicular, se ha normalizado la situación y ahora hay paso de vehículos de transporte, gasolina, alimentos y turistas", agregó.

Las protestas desafiaron la posición inicial del gobierno de Ollanta Humala, que había afirmado que Minas Conga es necesario para el desarrollo económico y social, pero con cambios en su ejecución que garanticen el respeto al medio ambiente.

Sin embargo, el gobierno dijo en la víspera que Newmont debe garantizar recursos para el financiamiento de proyectos sociales y mitigación de daños ambientales si quiere continuar con su enorme proyecto, dentro de un plan para alcanzar una minería responsable.

Representantes de Newmont en Perú no estuvieron disponibles para hacer comentarios, pero anteriormente la empresa afirmó que su plan para desarrollar Minas Conga contempla el cuidado ambiental.

Los pobladores rechazan el plan para desarrollar Minas Conga debido a que Newmont planea trasvasar el agua de cuatro lagunas a tres reservorios en Cajamarca. Dos de las lagunas serán utilizadas para depositar desechos o relaves.

Los manifestantes, que cumplen su noveno día de protestas que han dejado varios heridos, temen que el plan afecte las fuentes y filtraciones naturales de agua en la zona.

Perú, que es el segundo mayor productor mundial de cobre, plata y zinc, y el sexto de oro, tiene a la minería como uno de los motores de su economía porque sus exportaciones representan el 60% de los envíos totales.