Lima. El gobierno peruano declaró un estado de emergencia en parte del sur del país, después de la realización de protestas contra las exportaciones de gas natural.

Un decreto oficial, que entró en vigor este lunes, informó que los últimos días de protestas "pusieron en riesgo las operaciones de transporte y distribución de gas natural y líquidos de gas que constituyen actividades de necesidad e interés nacional".

El decreto se aplica al distrito de Echarate en el departamento de Cusco -cerca de los campos de gas natural de Camisea- que ha sufrido protestas contra la exportación del gas durante todo el año.

Las exportaciones son realizadas por el consorcio privado Perú LNG, que incluye a Hunt Oil Co., SK Energy Co. y la española Repsol YPF SA.