Lima, Xinhua. El ex presidente peruano, Alberto Fujimori, confinado en prisión por delitos de lesa humanidad, debe pedir un perdón sincero por los crímenes que perpetró en su gobierno, dijo este viernes viernes Raida Cóndor, representante de las víctimas de la matanza de la Cantuta.

Cóndor, madre de Armando Amaro Cóndor, un joven estudiante secuestrado, torturado y asesinado junto con ocho compañeros por el grupo paramilitar Colina en 1992, recibió con escepticismo la presentación de un autorretrato de Fujimori donde escribió "perdón por lo que no llegué a hacer y por lo que no pude evitar".

La vocera de los familiares de la Cantuta, donde también perdió la vida un profesor universitario, anotó que Fujimori utiliza un lenguaje ambiguo y engañoso con la finalidad de confundir a los peruanos.

"Sueña a una ofensa porque no lo hizo en el momento y ahora pretende disculparse únicamente para lograr el indulto", expresó al referirse al recurso interpuesto por los hijos del ex mandatario.

De acuerdo a Cóndor, todas las víctimas de Fujimori, que incluye la masacre de Barrios Altos, un barrio populoso de Lima, donde fueron asesinados 15 personas en 1991, también merecen un perdón sincero, pero hasta ahora el ex mandatario no lo ha hecho.

La representante de los deudos agregó que Fujimori, de 74 años, fue condenado a 25 años de prisión por la magnitud de los delitos durante su gestión catalogados de lesa humanidad.

El ex gobernante solicitó por medio de sus cuatro hijos un indulto humanitario alegando que sufre una lesión cancerosa en la lengua y la prisión podría poner en peligro su existencia.

Diversas organizaciones políticas y sociales se han manifestado en contra del beneficio con el argumento de que Fujimori debe cumplir su condena por los crímenes atroces que perpetró.