El ministro del Interior, Daniel Urresti, destacó el record alcanzado con la erradicación de 31.205.64 hectáreas de hoja de coca, cifra que supera la meta planteada para este año.

Desde Pucallpa donde clausuró las labores productivas de reducción del espacio cocalero, el ministro dijo que la meta del 2014 fue lograr la destrucción de 30 mil hectáreas de hoja de coca, pero que dicha cifra fue superada.

Por ello, felicitó al personal del Proyectos Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (Corah) por esta labor.

"En todo el mundo hay asombro por el record logrado en la erradicación de cocales, menos en Perú", indicó, tras cuestionar que esta noticia no haya sido resaltada a nivel local.

Dijo que la reducción de las 31,205 hectáreas de cultivo ilegal de hoja de coca evitará la producción de 240 toneladas de clorhidrato de cocaína, lo que tiene un costo de más de cinco mil millones de dólares en Estados Unidos y más de 10 mil millones en Europa.

"Se ha trabajado ocho horas diarias en las condiciones más extremas para lograr esta meta", manifestó.

Dijo esperar que los expertos en temas de narcotráfico y terrorismo "salgan a decir que estamos avanzando" en la erradicación de cultivos de hoja de coca.

El referido logro se ha obtenido también gracias a medidas complementarias dadas por el Gobierno, como la compra de escáneres móviles, cuyo uso ha permitido a la Sunat duplicar el monto de incautaciones de insumos químicos destinados a la preparación de estupefacientes.

De igual manera, las medidas adoptadas para controlar con mayor ahínco el tráfico de insumos químicos en las zonas donde se produce drogas, ha llevado a que la importación de estos productos disminuya en 30%, anotó.

Esto se debe a que ahora hay gran dificultad para trasladar dichos insumos a los puntos de producción, refirió Urresti.

Durante la clausura, el ministro Urresti anunció también la construcción de la primera etapa de la base de operaciones Pucallpa, que sirve para el relevo y descanso del personal del Corah y de la Policía Nacional que participan en los trabajos de erradicación y seguridad.