El indulto humanitario pedido por los hijos del ex presidente peruano Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por matanzas perpetradas durante su Gobierno, es apoyado por 62% de la población, mostró este domingo un sondeo de Ipsos Apoyo.

La encuesta es la primera que se realiza a nivel nacional preguntando específicamente si se está de acuerdo o no con que el mandatario peruano, Ollanta Humala, indulte a Fujimori -de 74 años y quien gobernó entre 1990 y el 2000- por razones humanitarias, en una decisión que polarizaría aún más al país.

Para algunos, el posible indulto sería un acto de impunidad, mientras que para otros, un acto de humanidad por la avanzada edad y el estado de salud del ex mandatario, que ha sido operado hasta en cinco ocasiones por lesiones cancerígenas en la boca.

La encuesta -publicada en el diario El Comercio- reflejó asimismo que 34% de la ciudadanía está en desacuerdo con que Fujimori obtenga la gracia presidencial, mientras que 4% no precisó.

"La enfermedad de Alberto Fujimori es percibida como grave por 44% de la población. Si se suma el 15% que cree que está en fase terminal, se llega a que tres de cada cinco personas consideran que la salud de Fujimori está muy deteriorada", dijo Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo.

Torres agregó que cerca de 40% consideró que Fujimori hizo más cosas buenas que malas durante su Gobierno y que ya tuvo castigo suficiente, por lo que debería ser indultado así no esté muy enfermo.

En el otro extremo, cerca de 30% opinó que su Gobierno fue más negativo que positivo y que los excesos cometidos no tienen justificación, por lo que debe continuar en prisión.

Sin embargo, otro grupo de personas -30% de los encuestados- prefirió una solución intermedia en la que al ex presidente se le permita tener arresto domiciliario, aunque en última instancia también apoyarían el indulto.

Alberto Fujimori, hijo de inmigrantes japoneses que gobernó el país entre 1990 y el 2000, fue extraditado desde Chile en 2007 a pedido de la justicia peruana por abusos a los derechos humanos.

En 2009 fue condenado como "autor mediato" del asesinato de 15 personas en un barrio popular de Lima, así como de nueve estudiantes universitarios y un profesor, cuando Perú era asolado por la guerrilla de Sendero Luminoso.

Polarización. La posibilidad de que ex mandatario deje la prisión por una gracia presidencial prácticamente ha dividido al país.

Para algunos analistas, Humala podría aprobar el indulto en busca de asegurar un apoyo del partido de Fujimori, la actual segunda fuerza política en el Congreso. Humala ha perdido fuerza en el Congreso por el disgusto y la estampida de algunos aliados izquierdistas tras el giro a la derecha de su Gobierno.

El actual mandatario buscaría el respaldo de la bancada fujimorista para un eventual cambio en las leyes electorales que permita a la influyente y popular esposa de Humala, Nadine Heredia, postular a la presidencia en 2016.

De acuerdo al sondeo de Ipsos Apoyo, 22% de los encuestados consideró que Humala daría el indulto por esta razón, mientras que 18% opinó que lo otorgaría debido a un acuerdo con el fujimorismo para tener su apoyo en el Congreso.

Un indulto enojaría a muchos peruanos en la nación andina que aún no se cura de las heridas de una violenta guerra interna contra insurgentes izquierdistas, que dejó en más de dos décadas unos 69.000 muertos y desaparecidos.

En este caso Humala tendrá en su contra y con más fuerza a políticos de izquierda, sectores progresistas y organizaciones de derechos humanos que apoyaron incondicionalmente al actual mandatario y militar retirado en su campaña electoral de 2011.