Autoridades peruanas cumplirán la meta de erradicar unas 22.000 hectáreas de cultivo de coca este año, dijo la presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Carmen Masías.

La funcionaria indicó que los operativos hasta el momento contra los cultivos ilegales han logrado destruir 7.200 hectáreas en lugares de alta densidad como el valle del Monzón, en la Amazonía peruana.

Añadió que la zona es considerada de pobreza total debido a que los pobladores de estas áreas no han alcanzado el desarrollo integral porque dependen únicamente del cultivo de coca.

Una investigación de carácter social en la zona del Monzón determinó que alrededor del 51 por ciento de las familias se encuentra en el umbral de la pobreza total y en las zonas altas, las estadísticas superan estas cifras porque alcanzan el 83 por ciento.

La directora de Devida explicó que la meta inicial de su institución era de 18.000 hectáreas para este año, pero el gobierno del presidente Ollanta Humala solicitó la ampliación de la meta por encima de las 22.000 hectáreas.

De acuerdo con la funcionaria, el gobierno peruano está convencido de que la estrategia nacional de lucha contra las drogas tienen en claro que sólo con más erradicación, desarrollo y las operaciones de interceptación de narcóticos, se pueden lograr avances.

El año pasado, las autoridades peruanas erradicaron 14.000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca, insumo que los carteles internacionales de las drogas utilizan para la elaboración de cocaína.