Lima. La fiscalía de Perú espera recibir a más tardar en julio información desde Brasil que serviría para fortalecer y ampliar su investigación sobre casos de corrupción de firmas brasileñas en el país, dijo este miércoles el fiscal general Pablo Sánchez.

El envío de la información, contenida en una denominada "Caja 2" de la constructora Odebrecht que registraba el pago de sobornos en varios países de Latinoamérica, será producto de un acuerdo reciente entre la fiscalía de Perú y la de Brasil, dijo Sánchez en una conferencia con la prensa extranjera.

"Esperamos que sea a fines de junio o en julio en todo caso (...) lo que pedí a ellos es que sea lo más pronto posible", afirmó Sánchez. "El compromiso de la Fiscal General de Brasil es que van a seguir colaborando con nosotros en el tema de la investigación" en el país andino, agregó el funcionario.

La investigación de casos de sobornos en Perú ha involucrado a los gobiernos de los últimos cuatro ex mandatarios del país, principalmente gracias a declaraciones de ejecutivos de firmas brasileñas y del mismo presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht.

Sánchez afirmó que el caso que involucra al ex presidente Ollanta Humala por lavado de activos con fondos de Odebrecht, es el más avanzado y podría presentarse una acusación formal e iniciarse un juicio oral antes de fin de año.

"Esta información va a servir para enriquecer con elementos de convicción para los casos ya abiertos pero también creemos nosotros para abrir nuevas líneas de investigación a partir del análisis del procesamiento de esta data", dijo por su parte el fiscal Hamilton Castro, que investiga el caso de Odebrecht, y que también participó en la rueda de prensa.

Sánchez afirmó que el caso que involucra al ex presidente Ollanta Humala -que gobernó del 2011 al 2016- por lavado de activos con fondos de Odebrecht, es el más avanzado y podría presentarse una acusación formal e iniciarse un juicio oral antes de fin de año.

"La importancia de este juicio es que va a marcar la línea de los juicios de los otros casos", dijo Sánchez, en referencia al caso Humala que ha negado las acusaciones fiscales.

El funcionario sostuvo que la investigación de corrupción de las firmas brasileñas es mucho mayor que el caso del exasesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, que derivó en la destitución del ex presidente Alberto Fujimori en el 2000. "Esto transciende fronteras e involucra a políticos de distintos partidos", expresó.