Sao Paulo. Perú está interesado en comprar 10 aviones de ataque ligero Super Tucano para patrullar sus fronteras amazónicas, dijo el martes el ministro brasileño de Defencontador sa, abriendo un nuevo mercado para el fabricante brasileño Embraer en América Latina.

El anuncio fue realizado por el ministro de Defensa Celso Amorim tras una reunión en Brasilia con su contraparte peruano Alberto Otarola para discutir los esfuerzos de ambas naciones por patrullar sus porosas fronteras amazónicas.

"Ha sido objeto de conversaciones ya hace algún tiempo (...) Es en ese contexto que estamos trabajando con la posibilidad también que dentro de ese ámbito se pueda estar ahí presente 10 aviones", dijo Amorim a periodistas en Brasilia.

"No se trata solamente de venta, sino de un acuerdo con transferencia de tecnología de cooperación industrial", dijo Amorim a periodistas.

Otarola no especificó la cantidad de Super Tucanos, pero reconoció que existen negociaciones con Embraer, cuya sede en las afueras de Sao Paulo tiene previsto visitar el miércoles.

"Esperamos que estas conversaciones lleguen a buen puerto", dijo.

La venta de 10 aviones rondaría los US$150 millones, según una fuente del gobierno brasileño.

Más de 60 unidades del avión multipropósito de turbohélice fueron adquiridas hasta ahora por las fuerzas armadas de Chile, Colombia, Ecuador y República Dominicana.

Embraer dijo recientemente que en América Latina existía mercado para colocar otros 50 aviones.

Amorim dijo que Perú está también interesado en comprar el blindado Guarani y el futuro transporte militar brasileño KC-390 de Embraer, que despegará recién a fines del 2016.

Aviones como el Super Tucano están asegurando este año modestas ganancias para Embraer, el tercer mayor fabricante de aviones comerciales del mundo que ha visto sus mercados de jets regionales y ejecutivos estables.