Lima, Andina. Las elecciones se desarrollaron con todas las condiciones de seguridad a nivel nacional, incluida la zona de los valles de los ríos Apurímac y Ene, donde los comicios se efectuaron con tranquilidad, dijo el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armada, Luis Howell.

Manifestó que las elecciones desarrolladas ayer “estuvieron enmarcadas en un ambiente de seguridad”, gracias a los trabajos de monitoreo realizados durante la jornada desde el puesto de comando de la institución.

En ese sentido, Howell Ballena sostuvo diversas videoconferencias con los Jefes de los Comandos Operacionales, quienes informaban minuto a minuto el accionar de los efectivos militares en sus labores de seguridad en los locales de votación.

De esta forma, se comunicó en tiempo real con las autoridades militares logrando brindar las mejores condiciones de seguridad para que los peruanos puedan elegir libre y democráticamente a sus autoridades.

El éxito de la jornada electoral fue resultado del trabajo constante y coordinado de las Fuerzas Armadas que cumplieron el encargo de resguardar los locales de votación y garantizar la seguridad de la población, a escala nacional.

Para cumplir con esa misión, se desplegaron a 48 mil 686 militares, que tuvieron la responsabilidad de velar el orden en el desarrollo de los comicios.

Asimismo, se informó que se redoblaron las medidas de seguridad en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), que permitió que los electores ejerzan su voto con total tranquilidad.

El día de los comicios, el ministro de Defensa, Jaime Thorne acompañado por Luis Howell supervisó las tareas de seguridad realizadas por los miembros de las Fuerzas Armadas que resguardaron los centros de votación.

El titular de Defensa, durante su inspección por el colegio Melitón Carvajal, informó que, con excepción del centro poblado Oronjoy, en el departamento de Ayacucho, el proceso electoral se había desarrollando con total normalidad y con todas las condiciones de seguridad a nivel nacional.

Los efectivos militares realizaron todos los esfuerzos para que el traslado del material electoral llegue a Oronjoy, pero las fuertes precipitaciones impidieron su traslado.