El partido Fuerza 2011 calificó este martes de “guerra sucia” la denuncia que involucra al padre de Mark Villanella, esposo de Keiko Fujimori, con el delito de evasión de impuestos, y aseguró que el objetivo es distraer a la ciudadanía de los riesgos que implica la candidatura de Ollanta Humala, de Gana Perú.

En conferencia de prensa, los voceros de este partido, Rafael Rey y Fernán Altuve, quienes acompañaron a Villanela, aseguraron que esta campaña es impulsada por algunos medios de comunicación críticos con Keiko Fujimori.

“Es una absurda noticia que pretende perjudicar a su esposa (Keiko Fujimori), relacionándola con hechos de hace 19 años, cuando Mark tenía 15 y ni conocía a Keiko, y corresponde a un asunto que está totalmente resuelto”, dijo Rey.

Por su parte, Altuve dijo que han solicitado mayor información sobre el caso para informar con más detalle, y consideró que lo importante es que el esposo de Keiko Fujimori ha “dado la cara” para defenderse.

A su turno Villanella dijo que la denuncia era “inaceptable y baja” y lamentó que se acuse a Keiko Fujimori por hechos que ocurrieron hace 19 años “cuando él tenía solamente 15 años de edad.

“Eso me parece profundamente injusto”, manifestó.

Rey recalcó que este tipo de denuncia busca distraer a la ciudadanía de la violencia que cada vez ejercen más los partidarios del candidato Humala.

En ese marco, Rey mostró el libro “Ollanta Humala: De Locumba a candidato a la presidencia en Peru” publicado por la editorial Ocean Sur en el 2009, donde el candidato de Gana Perú dijo que el Estado peruano no le otorgó a Sendero Luminoso la condición de fuerza beligerante.

Por ello calificó las expresiones de Humala Tasso en el referido libro como una “afrenta a todos los miembros de las Fuerzas Armadas, Comités de Defensa, y personas civiles” que entregaron su vida en la lucha contra el terrorismo.