Lima. El candidato izquierdista Ollanta Humala, quien intenta reflotar su campaña para la presidencia de Perú, acusó el martes al mandatario Alan García de apoyar abiertamente a su rival y a la vez se defendió de señalamientos sobre vínculos con el venezolano Hugo Chávez.

En lo que serían sus últimos cartuchos hacia el balotaje del 5 de junio, el nacionalista arremetió contra un reporte de un medio local que dijo tener pruebas de que Venezuela financió su campaña cuando compitió por primera vez por la presidencia hace cinco años y perdió frente a García.

Humala, un militar retirado que ha moderado su discurso radical -que levantó temores entre los inversionistas-, ha visto caer las preferencias de los votantes a su candidatura y su rival Keiko Fujimori -hija del ex presidente Alberto Fujimori- pasó a liderar los sondeos.

Pero la diferencia entre ambos es muy estrecha y hay una gran cantidad de indecisos que pueden verse influidos por lo que sea informado de una u otra parte.

El candidato acusó al presidente García, un fuerte promotor de la inversión privada y los pactos de libre comercio, de apoyar la candidatura de Fujimori, quien intenta desprenderse de la ensombrecida imagen de su encarcelado padre por abusos a los derechos humanos en la década de 1990.

"Lo que nosotros tenemos que señalar es que hoy día estamos viendo que esa candidatura (de Fujimori) está auspiciada por el presidente de la República, por el Gobierno", afirmó Humala.

El ex presidente Fujimori fue destituido en 2000 luego de una gran escándalo de corrupción y extraditado después desde Chile para encarar varios procesos judiciales en su contra.

"Hay una élite que se alimentó de esa corrupción durante 10 años, ellos añoran ese régimen corrupto", agregó Humala.

García, cuyo mandato de cinco años culmina el 28 de julio, rechazó la acusación de Humala y afirmó que el candidato está "ansioso" por la cercanía de las elecciones.

"Creo que es producto de una cierta ansiedad propia de un candidato cerca a las elecciones", dijo García a periodistas tras inspeccionar trabajos en un terminal portuario en Lima.

Vínculos con Chávez. Por otra parte, Humala negó haber recibido dinero del presidente Chávez para su campaña electoral de 2006, cuando el apoyo del gobernante socialista le afectó en sus aspiraciones.

Para esta elección, el candidato ha insistido en desvincularse de Chávez, pero sus contrincantes y medios de prensa han sacado a relucir ese apoyo en varias oportunidades.