El nacionalista Ollanta Humala, que disputará con la legisladora Keiko Fujimori la Presidencia de Perú en una segunda vuelta, prometió que no cambiará el modelo económico y ofreció a los inversionistas extranjeros resolver la “inestabilidad social” en su país, así como fortalecer la relación con Estados Unidos, si finalmente gana la Presidencia.

“Vamos a mejorar las condiciones de inversión y vamos a resolver un grave problema que es la inestabilidad social (...) a través del diálogo y ello va a brindar seguridad a las inversiones”, dijo el aspirante presidencial de Gana Perú.

En declaraciones a RCN Radio, Humala, que ganó este domingo la primera vuelta de las elecciones, indicó que no va a cambiar el modelo económico de su país, aunque sí considera que “la riqueza está mal distribuida” y anunció correctivos para ello.

“No planteamos una salida del modelo económico (...) hay una mala distribución de la riqueza, pero Perú es un país con muchas potencialidades. Esa mala distribución conlleva un problema serio: no permite la transformación del modelo económico y repercute en la calidad de vida de las familias peruanas. Eso hay que corregir”, señaló el aspirante a suceder a Alan García.

“Vamos a hacer nuestro propio camino. Perú va a respetar a todos los países y respetar es no entrometerse en asuntos de otros. Hay que entender que cada país tiene su propia dinámica”. Ollanta Humala.

Con un escrutinio del 83 % de votos por parte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), se confirma que Humala fue el candidato más votado, con un 30,9 % de los votos, seguido por Keiko Fujimori, que alcanzó un 23,1 %. Ahora ambos deben disputarse la Presidencia en la segunda vuelta el primer domingo de junio.

Humala, por otra parte, dijo no sentirse señalado por la frase del escritor y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, según la cual en Perú se escoge “entre el cáncer y el sida”, en referencia a él y a la hija del expresidente Alberto Fujimori.

“Hemos conversado con él sobre este tema desde hace un par de años y, a nuestro juicio, (las diferencias) han sido superadas. No me siento aludido”, remarcó el militar retirado. El político peruano también pidió que no se le vincule con el presidente venezolano, Hugo Chávez. “Estoy acostumbrado, curtido de que todo el mundo me pregunte por Chávez. Hay que respetar a los pueblos hermanos que llevan sus procesos (...) y exigir que los procesos de otros países también se respeten”, dijo Humala a RCN.

“Vamos a hacer nuestro propio camino. Perú va a respetar a todos los países y respetar es no entrometerse en asuntos de otros. Hay que entender que cada país tiene su propia dinámica”, agregó. El candidato también se propone “afianzar y fortalecer” las relaciones con Estados Unidos, en caso de ganar la Presidencia en la segunda y definitiva vuelta electoral del 5 de junio.

A esas relaciones, subrayó, “hay que darles un nuevo giro, acorde con el siglo XXI. Que sean más transparentes, más francas, con reciprocidad y entender que Estados Unidos es uno de los más importantes socios comerciales con el Perú. Se requiere de una relación en la que ambos países podamos ganar”. Al referirse al narcotráfico, problema que afecta a los países andinos, advirtió que va a ser “enfrentado con toda la fuerza del Estado”.

“Somos la segunda potencia exportadora de cocaína”, admitió e insistió en que al narcotráfico “hay que derrotarlo”, por lo que se propone llevar “políticas de educación, salud y seguridad a las zonas donde se esté produciendo (...)”.